Opinión


09/02/21

David Bossu

  1. Por ganas que no quede

    Nunca he creído en el mercado de invierno, básicamente porque considero que si haces acopio de fichajes en esta época de la temporada es que no has hecho bien la planificación general desde un principio. En esta ocasión se vuelve a fichar prácticamente como los años anteriores. Hasta 15 fichajes ha hecho la dirección deportiva.

    Personalmente en el comienzo creí en los movimientos que hicieron José María Amorrortu y Pedro Menéndez, pero a medida que ha ido avanzando la temporada y sobre todo cuando ha llegado la hora de tomar decisiones me han entrado las dudas, no de la profesionalidad, pero si de la capacidad. Hay muchos aspectos que me hacen pensar que aún siendo difícil el tomar decisiones, hay exigir el máximo en un club como el racinguista.

    Si hay un proyecto serio, no puede haber bajo ningún punto de vista 15 fichajes, y no te puedes permitir que tus apuestas fracasen estrepitosamente. En este mercado de invierno las cosas se han vuelto hacer cuanto menos de una manera criticable. Cinco han sido las salidas y otras tantas han sido las entradas.

    La salida de Jordi Figueras no ha sido nada ética, y las formas no han dejado en muy buen lugar esa filosofía de elegancia de Amorrortu y Menéndez que tanto llevan a gala como estandarte. Si nos dicen que este movimiento se produjese hace un año, no nos cogería de sorpresa, ya que el anterior Director Deportivo hacía esas cosas, por lo tanto, ¿qué diferencia hay?

    La marcha del canterano Javi Siverio es otra de las acciones que no se entiende muy bien. La Dirección Deportiva tampoco valoró mucho al futbolista y el jugador hizo las maletas habiendo sido renovado al final de la pasada temporada, otra muestra clara que en este club los bandazos son muy evidentes.

    Los demás despidos hacen claramente ver que no se han acertado y que el rendimiento de esos jugadores ha sido muy pobre. Joan Maynau, Ismael Benktib y Adrián Balboa han pasado sin pena ni gloria.
     
    Por otro lado, los fichajes tampoco han supuesto mucha ilusión en la parroquia verdiblanca. Todo lo que se dijo del proyecto BNS, en este mercado invernal ha quedado en cuarentena, ya que han traído jugadores cedidos y futbolistas de 30 o más años, cosa insólita para Amorrortu que en un principio no quería traer hombres de estas características.

    Eso hace ver claramente que en esta ocasión la improvisación ha sido muy elocuente. Claro que puede salir bien, fútbol es fútbol y al menos así espero que sea por el bien del equipo y de todos los racinguistas.

    Si uno se pone analizar las llegadas una por una, puede llegar a varias conclusiones. Riki Rodríguez, quizás sea el fichaje que más ilusión ha traído, pero hay que recordar que viene en calidad de cedido, y por lo tanto, tapa la proyección de gente de la casa. Ismael López fichaje con nombre, un buen lateral izquierdo que viene con 30 años y con una buena trayectoria, como Amorrortu no encontró a uno más joven no le ha quedado otra que ceder con el tema de los años.

    Álvaro Traver un fichaje que bajo un punto de vista lógico es totalmente innecesario, ya que las bandas están cubiertas y esa ficha y dinero se podía haber empleado en otras demarcaciones. De igual manera, Luan Capanni apuesta y jugador de futuro que no sabemos como es y que es totalmente un mar de dudas. El fichaje de este delantero es de las cosas raras que pasan en el mercado y que un equipo que si apuesta por la cantera verdaderamente no hace bajo ningún concepto.

    Y si hablamos de Lars Gersón solo queda decir que es un adquisición que no se puede valorar mucho ya que poco se puede saber de él. Eso si, 75 veces internacional por Luxemburgo no lo es cualquiera, esperemos que de la velocidad que tanto necesita la zaga verdiblanca.

    La realidad es una y clara, hay que exigir a los verdiblancos que compitan, da igual quienes sean los protagonistas del verde, porque se da por sentado que deben ser jugadores que tengan el nivel que exige este club en esta categoría, si al final la situación no acaba bien, habrá que pedir responsabilidades a los que tomaron las decisiones. Por el contrario, si al final se cumple el objetivo del ascenso, habrá que elogiar a los participes del proyecto, esto es fútbol, y se juzga así le guste a quien guste.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter