Opinión


07/10/19

Javier Domenech

  1. La repelente Greta Thunberg

    Como si no fueran nada los problemas que afrontamos todos los días, con desempleo, y crisis económicas, miles de seres humanos  huyendo del horror  y del hambre,  guerras escondidas y  violencia cotidiana ,  aparece como principal noticia, los avatares de una adolescente sueca. Aunque Suecia nos gratifica frecuentemente con personajes como Julien Assange , delator de Wikileaks y pendiente de extradición por  violacion en su país, o con  escritores de  retorcidas novelas policiacas y la truculenta saga de Millenium con sus  personajes atormentados, ahora nos llega una nueva versión estrambótica de la irreverente y fantástica  Pippi Calzaslargas: Greta Thunberg.
     
    La repelente nena , que desde hace tiempo se niega a ir a la escuela  como protesta frente al cambio climático, se ha convertido en un personajillo vociferante,  un nuevo profeta apocalíptico, que pretende  convertirse en símbolo de una generación . Nada detiene a esta niña de trenzas y mirada airada. Pese a sus antecedentes de fracaso escolar , aupada por organizaciones desconocidas y difundida por las omnipresentes redes sociales , Greta Thunberg  con 16 primaveras ha sido nombrada embajadora de Amnistía Internacional, medalla de oro de múltiples organizaciones, doctor  honoris causa de una desconocida universidad, una de las mujeres del año por la revista Time , como representante de llamada generación Z,  criada entre internet y los iPhones, candidata al Premio Nobel de La Paz y una parroquia luterana la considera nada más y nada menos que “sucesora de Cristo”, lo que ya es la guinda del pastel.
     
    Todo ello a base de vociferar contra los dirigentes del mundo actual culpándoles de un inminente cataclismo medioambiental.  El cenit de sus actuaciones, ha sido participar en la Cumbre del Clima  de las Naciones Unidas , para acusar, entre sollozos,  a todos los dirigentes políticos de haberle robado la infancia, afirmando que estamos al borde de una extinción masiva, de no realizar medida alguna para cambiar el clima ,  y de robar el futuro de los niños, advirtiéndoles que jamas serán perdonados por su inacción y que serán ellos quienes tomen la iniciativa. Toda una sarta de frases propias de adolescente mal educado y gritón, consentido en sus acciones y fomentado para que siga haciendo su numerito en cualquier foro.
     
    Sus actuaciones, convenientemente  ampliadas por los medios de comunicación, no por su trascendencia, sino por lo excéntrico, la chavalita que se niega a ir a clase, fomenta manifestaciones en todos los paises, acusando a todo el mundo  por las emisiones de carbono  y a cualquiera que se le cruce como responsable de un cataclismo inminente.
     
    ¿Como es posible que se otorgue tal protagonismo a esta adolescente chillona sin más bagaje que protestas y amenazas?. .¿Qué sabe ella de la geotermia y de las radiaciones solares, de la liberación de gases atrapados en sedimentos, de los cambios de corrientes marinas provocados por movimientos tectónicos, de la activación volcánica o de las derivas continentales y los tsunamis y terremotos que provocan,  o del calentamiento iniciado en el Paleozoico ?. ¿Sabe acaso que el aumento del  CO2 no es solo, debido a la accion humana sino a factores geotérmicos incontrolables por el ser humano. ¿Que sabe  de los ciclos de  Milankowitz que explican las causas  externas del cambio climático en base a las órbitas galácticas, la oblicuidad del giro de la Tierra y la accion de la gravedad interplanetaria?. ¿ Como puede darse oídos a la sarta de imbecilidades que la nena proclama? . Y sobretodo, ¿quien financia los viajes de esta descabellada profeta recibida por Obama, por Trump y por el Papa?. ¿Como nuestra civilización ha caído tan bajo?.
     
    Hace 10.000 años que salimos del último episodio glacial y desde entonces hay un calentamiento progresivo con oscilaciones térmicas que transforman la vida de nuestro planeta vivo. ¿Está dispuesta la señorita chillona a prescindir de cualquier combustible que la caliente o la permita cocinar ?. Si quiere usar la fuerza de las mareas, deberá construir algo para usarlas, si prefiere  usar la energía solar o eólica deberá igualmente construir paneles o molinos. A no ser que prefiera vivir de lo que cace  o siembre en una choza de  bosques o desiertos, ignorando lo que el progreso de siglos ha significado en el bienestar de la Humanidad.
     
    Quizás debamos a aceptar que los cambios  climáticos siempre han existido y la vida siempre se ha adaptado a los mismos. De  no ser así, la Tierra sería un planeta tan muerto como la Luna o Marte, como bien señala el profesor Vidal Romani . Y sobretodo , deberíamos de una vez por todas, distinguir algo fundamental: que una cosa es cambio climático y otra la contaminación medioambiental. La primera está fuera del alcance humano, en tanto que la segunda es nuestra verdadera amenaza.

Twitter