Opinión


17/06/15

Onésimo Pérez

  1. San Isidro 2015

    La reciente finalizada feria de San Isidro, o como la quieren llamar algunos la Champion del toreo, siempre fue un baremo de otras ferias, y los que en ella triunfaban tenían asegurada la temporada, hoy desgraciadamente no es así, debido a la comercialización de la fiesta, las figuras cuando se presentan en Sevilla por ser otra plaza importante como Madrid, ya han firmado en los despachos 30 o 40 corridas de toros, ¿Qué les importa triunfar entonces?,¿Qué les importa jugársela donde se presume que sale el toro, y donde se les exige como tal?, eso queda para otra clase de toreros.

    Aquí tenemos un ejemplo evidente, Enrique Ponce se quita de la feria, Manzanares solo tiene una comparecencia lo mismo que Morante, El Juli solo una y otra de la beneficencia y así sucesivamente y van por las críticas por el que diran pero si fuera por ellos no se presentarían ni una sola tarde en Madrid, se les mira con lupa y si no se cruzan y no se ponen en el sitio comienzan los pitos y las flautas, pero vayamos a lo que ha dado de sí la feria.

    Treinta y un festejos entre novilladas, corridas de toros y corridas de rejones dan para mucho, tanto en el tema toreros tanto en el apartado ganadero.

    Se ha dicho y escrito por algunos profesionales y empresa que esta feria ha sido la mejor desde los últimos años, habrá sido la mejor feria para la empresa no lo dudo ya que ha habido bastante asistencia de público, se han devuelto poquísimos toros, la verdad que han estado bien presentados en conjunto, con caras y trapío, otra cosa ha sido el resultado, yo modestamente bajo mi punto de vista como aficionado tengo que reconocer que no ha sido tan buena como nos la pintan, y para que no se me tache de derrotista me ceñiré a la evidencia, solo se ha abierto una vez la puerta grande para una figura que al mismo tiempo ha sido el triunfador, Sebastián Castella, y otra para el torero Modesto López Simón, los toreros que nos han hecho vibrar han sido los más humildes léase Juan del Álamo, E. De Mora, Morenito de Aranda, Giménez Fortes, Miguel Abollan, el Mejicano Joselito Adame, Daniel Duque, todos con una oreja por coleta y a pesar de no tocar pelo. La disposición de Víctor Barrio, la torería de Diego Urdiales, la valentía de Antonio Ferrera, en fin toreros que no son figurones.

    Entre los novilleros cabe destacar a Gonzalo Caballero, que cortó una oreja, A.Posada de Maravilla con otra oreja a un excelente novillo.

    El único que sirvió de una descastada y mansa novillada del Conde de Mayalde, Fco José Espada, que se la jugó al quedarse solo con los seis novillos de Montecillo por cogida de sus compañeros, Martin Escudero y Joaquín Galdós. Si miramos a los carteles que se les consideraban con mas tirón diré que el mano a mano Perera el Juli fue un petardo, igual que la encerrona del Cid, y es que el torero de Salteras ya no es el Cid de años pasados, creo que se equivocó, y es que a veces los toreros, o sus mentores y consejeros los pasa como a algunos políticos que son bastante torpes y pagan las consecuencias de su torpeza, la verdad es que fue lamentable y triste ver salir al Cid con el ruedo lleno de almohadillas.

    La nota negativa en cuanto a ganaderías se refiere fue el último tramo de la feria con las corridas de Vitoriano del Rio que trajo dos mansadas, las corridas de Baltasar Iban, Pablo Romero, Cuadri, Adolfo Martin, Victoriano Martin, Miura, Ganaderas que siempre se esperan en Madrid, y entre todas solo sirvió un toro de Adolfo y otro de Miura, muy poca cosa la verdad, fueron tardes para olvidar.

    Me centraré en la ganadería de Vitorino y que ha fracasado como el pasado año, y es que no nos equivoquemos, estos últimos años Vitorino no es ese ganadero que ilusionaba al aficionado, atrás quedaron los años 90 cuando sus bravos daban espectáculo, sus buenos toros llenaban las plazas los torease quien los torease, pero hoy no es así, esperemos que vuelva a ser el Vitorino de siempre porque es un buen ganadero y a poco que se lo proponga lo conseguirá. Sin embargo entre tantos toros que saltaron al ruedo de las ventas también hubo sus buenos toros, la mejor corrida fue la de Juan Pedro Domecq que lidió una corrida extraordinaria, tanto en presentación como en bravura, la fatalidad hizo que sus matadores no ejercieran como tal y fallaran con la espada.

    Otra buena corrida fue la lidiada de las Ramblas, donde le valió al madrileño López Simón, salir a hombros al cortar dos orejas. Toros notables los hubo como el llamado “Agitador”, de Fuente Ymbro o “Lenguadito” de la Ganadería del Torero, vino de sobrero y salió de casualidad, gran toro con una clase excepcional y donde Castella le cortó una oreja, aunque el toro “Jabatillo” de la ganadería de Alcurrucen premiado con la vuelta al ruedo fue considerado el mejor de la feria y a su matador como el triunfador de la feria de San Isidro 2015.

        De las tres corridas de rejones, la más exitosa fue el sábado 16, donde sus lidiadores Sergio Galán, Diego Ventura y Leonardo Hernández, salieron por la puerta grande, así mismo este rejoneador L. Hernández, repitió puerta grande el día 23 cortando 3 orejas. Por tanto haciendo balance general de la feria yo personalmente no comparto la opinión de ciertos sectores, considerando a esta feria como la mejor de estos últimos años, por cuanto hemos asistido a tantos fracasos de los ganaderos y de los coletudos. Pero como esta fiesta es tan democrática y cada uno la ve una manera distinta, podrá estar de acuerdo con este aficionado o no, de cualquier manera el torero es grandeza.

Twitter