Santander gana habitantes en el último padrón municipal y logra un cambio de tendencia

09/01/19


La ciudad de Santander ha ganado casi un centenar de habitantes según los últimos datos oficiales de población que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), un saldo positivo que supone un cambio de tendencia por primera vez desde hace casi una década.

A 1 de enero de 2018 la ciudad tenía 172.044 habitantes, 93 más que un año antes, de acuerdo con los datos del INE.

Este saldo positivo de habitantes en la capital contrasta, además, con el descenso de residentes en el conjunto de Cantabria y en otros grandes municipios de la región, tal como ha explicado el portavoz del equipo de gobierno municipal, César Díaz.

Así, mientras Santander gana población en el último padrón, Cantabria pierde 66 habitantes, y también se reduce población en municipios como Torrelavega (-347 habitantes), Camargo (-293), Reinosa (-236) y Astillero (-12).

Según ha explicado el portavoz del equipo de gobierno municipal, César Díaz, el aumento de población en Santander se explica por la llegada de nuevos residentes procedentes de otros municipios españoles y extranjeros, que compensa la pérdida natural de población que se produce al registrarse más defunciones que nacimientos.

A su juicio, estos datos evidencian un cambio positivo para Santander y demuestran también que la ciudad es atractiva para nuevos vecinos que deciden fijar en ella su residencia.

Por ello, ha abogado por ahondar en las políticas de empleo, de acceso a la vivienda y de carácter social desarrolladas en estos últimos años para consolidar este cambio de tendencia y contribuir a fijar población en el municipio y atraer nuevos residentes.

El aumento de población a 1 de enero de 2018 es el primero que se produce en la capital cántabra desde 2008. La ciudad había venido registrando descensos de residentes desde 2009, aunque en los últimos años se había conseguido aminorar ya esa reducción.

El dato publicado ahora supone “un punto de inflexión”, tal como ha indicado Díaz, que ha confiado en que las políticas que está desarrollando el equipo de gobierno municipal y los proyectos de promoción de vivienda asequible que impulsa el Ayuntamiento, unidos a las iniciativas empresariales que se están asentando o ampliando actividad en la ciudad, ayuden a continuar con esta tendencia en los próximos años.

Saldo vegetativo y migratorio

El portavoz del equipo de gobierno municipal ha recordado que la evolución de la población en Santander, al igual que en el resto de España, está muy condicionada por el crecimiento vegetativo, que en la mayor parte del país es negativo, al producirse más defunciones que nacimientos.

En el caso de Santander, según datos del Instituto Cántabro de Estadística (Icane), en 2017 se registraron 1.161 nacimientos y se produjeron 1.942 defunciones.

Esto supone 3,18 nacimientos al día, frente a 5,32 muertes diarias, y dejó un saldo negativo de 781 vecinos menos.

Lo que compensó ese descenso poblacional y permitió que Santander ganara habitantes en ese año fueron los movimientos de residentes con origen o destino en otros municipios españoles o en el extranjero.

En 2017 fueron más los ciudadanos que llegaron a la capital cántabra que los que se fueron a otras ciudades, dejando un saldo positivo de 874 nuevos habitantes.

Con todo ello, el saldo final para la ciudad fue de 93 habitantes más en el padrón a 1 de enero de 2018.


WEBCAM SANTANDER

Camera ImageImágenes cedidas por webcamsantander.com

Verdad o Mentira 13.06.2019

Twitter