La Biblioteca de Menéndez Pelayo presta varias obras para una muestra sobre libros de ciudades previos a la fotografía

22/04/19


La Biblioteca de Menéndez Pelayo estará presente a través de algunas de sus obras en la nueva exposición que abrirá el día 25 de abril el Museo de Bellas Artes de Asturias, dedicada a la imagen y representación de las ciudades en los libros cuando aún no existía la fotografía.

Junto a los fondos prestados por la biblioteca santanderina, la muestra reúne libros del propio Museo de Bellas Artes Asturias, de la Biblioteca de la Universidad de Oviedo, el Archivo Lafuente, la Universidad de Cantabria, la Biblioteca de Asturias ‘Ramón Pérez de Ayala’ y de varias colecciones particulares.

Según ha explicado la concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, el préstamo se enmarca dentro de la línea de difusión y divulgación de los fondos de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, que alberga una valiosa colección que incluye desde códices del siglo XIV a libros impresos y manuscritos de principios del siglo XX.

La exposición, que podrá verse hasta el 23 de junio en el museo asturiano, se titula ‘Imago Urbis. Las ciudades españolas vistas por los viajeros (siglos XVI-XIX)’.

Su objetivo es mostrar la evolución de la imagen artística de las ciudades y los experimentos con las distintas perspectivas visuales a lo largo del desarrollo de la imprenta y hasta la aparición de la fotografía. Asimismo, se refleja la curiosidad geográfica y el impulso que supuso la difusión comercial de los libros de ciudades.

La aportación de la Biblioteca de Menéndez Pelayo a esta muestra se plasma en el préstamo de nueve obras y colecciones (libros de viajes, geografía, memorias…) de varios autores que van desde el siglo XVI hasta el siglo XIX.

La más antigua es la ‘Cosmografía’ de Pedro Apiano, del año 1548, y también se podrá ver un facsímil de la ‘Topographia de la Villa de Madrid’ de Pedro Teixeira de 1656.

Asimismo, se han prestado dos de los cuatro tomos que conforman las ‘Memorias históricas sobre la Marina, Comercio y Artes de la antigua ciudad de Barcelona’, de Antonio Capmany y Montpalau, publicadas entre 1779 y 1792.

El resto de las obras corresponden ya al siglo XIX, como el ‘Manual de Madrid’ (1831) y ‘El antiguo Madrid’ (1861), de Ramón de Mesonero Romanos; ‘Hand-book for travellers in Spain’ (1847), de Richard Ford, y el ‘Viage aerostático de Fr. Gerundio y Tirabeque’ (1847), de Modesto Lafuente.

La selección se completa con varios volúmenes y números de ‘El Artista’ (1834-1835) y del ‘Semanario pintoresco español’ (1836-1857).

Más de 100 obras conforman la muestra

En total, la exposición reúne más de 100 obras, entre libros ilustrados, estampas, acuarelas, dibujos y óleos, procedentes de distintas colecciones y fondos que ofrecen un recorrido por diferentes ciudades y momentos históricos.

Así, se podrán contemplar los pioneros repertorios de vistas de ciudades en el Renacimiento y el Barroco (Braun, Münster, Lavanha, Colmenar, Texeira), para pasar después a los tiempos de la Ilustración (Villanueva, Ponz, Laborde, Bradford, Murphy, Brambrila) y a la nostálgica mirada de los viajeros románticos (Locker, Lewis, Roberts, Gail, Vivian, Girault de Prangey, Pérez Villaamil, Doré). 

Finalmente, la aparición de la fotografía (Clifford) y los primeros viajes en globo (Guesdon), junto a la expansión industrial burguesa, transformarán la percepción de la ciudad tradicional, completando este viaje visual y literario por la iconografía urbana.

La muestra, organizada por el Museo de Bellas Artes de Asturias y el proyecto de investigación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (FEDER/UE) ‘Culturas urbanas en la España Moderna’, de las universidades de Cantabria y Oviedo, ha sido comisariada por los catedráticos de Historia del Arte Luis Sazatornil y Vidal de la Madrid. 

Biblioteca de Menéndez Pelayo

La Biblioteca de Menéndez Pelayoes la infraestructura cultural ligada al libro más importante de Cantabria y una de las más importantes de España. 

Alberga una espectacular colección de libros y manuscritos que Menéndez Pelayo logró recopilar a lo largo de su vida y que legó a la ciudad a su muerte, en 1912,con el objetivo principal de que los fondos estuviesen a disposición de investigadores y estudiosos.

Entre sus fondos se incluyen 23 incunables, más de 1.000 obras del siglo XVI y otras tantas del siglo XVII.

Se trata de la mejor biblioteca patrimonial de fondos históricos de  Cantabria y la primera de España con origen en una colección privada, además de una de las diez más importantes del mundo en este ámbito.




Verdad o Mentira 13.06.2019

Twitter