Comienzan las obras de ampliación del edificio de la piscina cubierta del Complejo Ruth Beitia

08/01/19


Estarán concluidas en agosto, tras 7 meses de ejecución y una inversión cercana a 1,5 millones de euros

Las obras de ampliación del edificio de la piscina cubierta del Complejo Deportivo Municipal Ruth Beitia, que han dado comienzo hoy, estarán concluidas en el mes de agosto, tras una inversión cercana a 1,5 millones de euros, con lo que el Ayuntamiento de Santander tiene, a día de hoy, 17 proyectos en ejecución por un valor global de más de 36,6 millones de euros.

La alcaldesa, Gema Igual, ha comprobado hoy el inicio de los trabajos, que conllevarán la mejora y modernización de estas instalaciones, con la creación de un nuevo edificio anexo, así como la reorganización de algunos de los espacios del edificio actual, que se construyó en 1997.

Entre otras mejoras, se triplicará el espacio destinado a gimnasio, que tendrá mayor altura y mejor iluminación, y se implantarán nuevos usos, como un rocódromo de 126 metros cuadrados de superficie, ha subrayado la alcaldesa.

Igual ha destacado el esfuerzo de modernización y ampliación de campos de juego, pistas, pabellones y todo tipo de instalaciones deportivas municipales, que ha supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros en los dos últimos años tanto en el Complejo de La Albericia, donde se han habilitado 5 nuevas pistas de pádel cubiertas, se ha renovado la hierba artificial de uno de los campos de hockey, se ha remodelado el pabellón de patinaje y se han cubierto las gradas de la pista de atletismo; como en otras zonas de la ciudad.

En este sentido, se ha referido a la ampliación de las gradas del campo de San Román, la mejora del vallado de protección y accesos a las instalaciones Nando Yosu, y a otras actuaciones que se han llevado a cabo en espacios como el pabellón Alberto Pico, en el Barrio Pesquero; los campos de fútbol y de rugby, el campo de golf, las instalaciones del Palacio de los Deportes y piscina municipal.

Asimismo, ha indicado que está en ejecución el plan de mejora de 42 pistas deportivas y boleras en barrios, por valor  de 1,2 millones de euros; y pronto arrancarán los trabajos para la renovación integral de las aceras que bordean el estadio de El Sardinero, una actuación que incluirá el saneo y consolidación de los terrenos, así como la colocación de nuevo pavimento y otras mejoras en el entorno, con un presupuesto de 1,7 millones de euros.

“Todas estas inversiones responden a una voluntad muy clara: que nuestros vecinos cuenten con unas instalaciones modernas para practicar deporte. Queremos que los santanderinos tengan a su disposición una red de instalaciones deportivas amplia, moderna y de primer nivel. Y también, que nos vayamos dotando de espacios para la práctica de nuevas disciplinas, como vamos a ver en este proyecto, que incluye la creación de un rocódromo”, ha resumido Igual.

La alcaldesa ha señalado que el Ayuntamiento fomenta la práctica deportiva como un medio para que los ciudadanos de todas las edades cuiden su salud, para fomentar los valores ligados al deporte en los niños y jóvenes, y para que los mayores se mantengan activos. “En definitiva, como una forma más de que Santander sea una ciudad cada vez mejor para vivir y para disfrutar del ocio y del tiempo libre de una forma sana y saludable”, ha resaltado.

Más de 1.300 m2 de ampliación de superficie

El nuevo edificio se ubicará hacia el noroeste y se destinará principalmente a aquellos usos que requieren espacios más amplios, con alturas libres y mayor separación entre pilares. En esta zona se ubicarán, por ejemplo, las salas de fitness o el gimnasio, que tendrá más de 430 metros cuadrados. También en este nuevo volumen se ubicará el rocódromo, que ocupará una superficie de 126 metros cuadrados.

Mientras tanto, en la zona reformada del edificio actual se distribuirán otros usos como los vestuarios o las zonas de oficinas. El vestuario femenino, con acceso directo al vaso de la piscina, contará con un nuevo hidromasaje y sauna. El acceso al edificio se mantiene tal como está en la actualidad, pero se reordenará el distribuidor interior por medio del mobiliario. Se pretende que las circulaciones de los vestuarios al gimnasia, las salas de fitness y la piscina sean lo más privadas posibles y fluidas.

El proyecto plantea también la creación de un rocódromo que ocupará un espacio a doble altura al que se asomará el gimnasio, separado a través de un peto de cristal.

Igualmente, se prevé unificar los acabados interiores en toda la zona de actuación a través de la carpintería y la señalética, dejando los techos con instalaciones vistas, a excepción de los vestuarios y zonas existentes.

Por lo que respecta al exterior, el nuevo volumen que quedará adosado al edificio actual se plantea con una doble fachada acabada en chapa perforada que permite ver el exterior desde las zonas de gimnasio sin ser visto, al tiempo que tamiza la luz

Ese recubrimiento de chapa se va abriendo o desapareciendo hacia la zona Este, en la que hay vistas hacia la zona deportiva del Complejo, de tal manera que, al prescindir de la chapa, se pueda tener una visión más nítida del exterior.

Se ha tratado de respetar al máximo el edificio actual y su estética, optando por unos acabados diferentes que no compitan con la construcción existente y que se adapten al entorno.

Con la ampliación de las instalaciones y la nueva ordenación de los espacios, en la planta baja se ubicarán el rocódromo, dos salas de fitness, el vestuario masculino, despachos y otros espacios para dar servicio a las instalaciones. Y en la planta superior se situarán el gimnasio, el vestuario femenino el almacén y otras instalaciones.

La superficie total de la actuación alcanza los 1.829 metros cuadrados, de los cuales, unos 1.330 m2 corresponden a la construcción de nueva planta.

La ejecución del proyecto ha sido adjudicada a la unión temporal de empresas Arruti-Sercon por un presupuesto de 1.474.627 euros y con un plazo de 7 meses.

La piscina ronda los 3.000 abonados

El actual edificio de la piscina municipal se construyó en 1997. Las instalaciones constan de un vaso principal de 25 x12,5 metros, un vaso de chapoteo de 10 x 5 metros, una sala de calentamiento (gimnasio con máquinas para trabajo cardiovascular, de tonificación, peso libre y zona para trabajo de autocargas y estiramientos), zona de sauna e hidromasaje y vestuarios.

Las instalaciones, que cuentan con alrededor de 3.000 abonados, se pueden utilizar mediante abono al servicio o a través de bonos de 10 o 20 baños. Además, se imparten clases de natación y actividades acuáticas en los cursos ofertados a través de las escuelas deportivas municipales, grupos concertados de centros escolares y asociaciones, así como grupos de actividad rehabilitadora para personas con diversas discapacidades.

La piscina permanece abierta todo el año, excepto durante el mes de agosto que se cierra para trabajos de mantenimiento. Su horario es de lunes a viernes de 8.00 a 22.30 horas y sábados y domingos de 8.00 a 14.30 horas.


Verdad o Mentira 17.01.19

Twitter