Beitia: Cantabria necesita un cambio político con urgencia

11/01/19


No voy a negar que cuando nuestro Presidente, Pablo, me propuso encabezar la candidatura autonómica del Partido Popular en Cantabria, tuve sentimientos encontrados. El primero, sin lugar a dudas, el enorme orgullo por el hecho de que se pensase en mí para asumir esa responsabilidad.

Quienes me han precedido ante un reto similar, en anteriores citas electorales, saben bien que no cabe mayor ilusión ni mayor orgullo que el de encabezar la candidatura de la que es, sin duda, la principal fuerza política de la región, a la que hace años estoy vinculada porque creo, sinceramente, que representa mejor que ninguna los valores por los que se ha regido mi vida.

Pero tampoco cabe mayor responsabilidad y con ella, cierta sensación de vértigo al asumir un reto que para mí es nuevo, y en el que tienen depositadas sus esperanzas tantos miles de cántabros...

Si en algo puedo comprometerme y si en algo puedo aportar experiencia es precisamente en eso, en la de afrontar retos en dura competencia y poner en el empeño toda la vocación, el trabajo y la capacidad de sacrificio.

Por eso he dado el paso al frente, ya que el Partido me lo reclama, porque yo soy una persona que no se amilana ante las dificultades, sino todo lo contrario, y que si alcanza un compromiso lo cumple hasta las últimas consecuencias.

Y quiero deciros que afronto este reto con toda la ilusión del mundo.

Mi compromiso con el Partido es absoluto, y mi tranquilidad también al saber que tendré el apoyo de todos vosotros, y de muchos más que hoy no se encuentran en esta sala, pero que me están trasladando su disposición ilusionada.

Sé que en esta ocasión el reto no es individual, sino colectivo.

Sé que en mí se depositan muchas expectativas, pero si vamos a obtener, cosa que no dudo, un gran resultado electoral es porque vamos a saber remar todos en la misma dirección, todos a una, para la consecución de una meta que también es colectiva, porque aquí lo que está en juego es el futuro de Cantabria, de nuestros jóvenes, de nuestras empresas, o de nuestros servicios públicos.

Hay grandes paralelismos entre la vida deportiva, y la actividad pública. Y el primer ejemplo es que el éxito colectivo se construye desde el esfuerzo colectivo. Cada aportación suma y la suma de esas voluntades es nuestra mayor fortaleza.

Si cuento en mi alineación con los mejores -y el Partido tiene en sus filas a los mejores- el resultado será excepcional.

Y os pido, con toda la humildad del mundo, que me acompañéis en este reto, con toda la ilusión, con el compromiso con el partido que habéis demostrado durante todos estos años, con vuestra capacidad de esfuerzo y sacrificio y vuestro amor a nuestra tierra que es Cantabria. Eso os lo pediré, y a cambio yo os daré esas mismas cualidades y con la misma entrega con la que he afrontado todos y cada uno de los retos de mi vida deportiva.

Vamos a recuperar la ilusión y el apoyo que siempre ha sido la seña de identidad de nuestros cargos, afiliados y simpatizantes.

Cuento con todos vosotros y con todos aquellos que quieran sumarse a nuestro proyecto colectivo. Nadie sobra en este equipo; al contrario, todos sumamos y todos nosotros, todos y cada uno de vosotros, los que estáis aquí y los que no nos han podido acompañar hoy pero yo sé que nos van a acompañar en este reto, sois fundamentales para conseguir el gran objetivo, que no es otro que el de que Cantabria recupere la ilusión.

Cantabria necesita un cambio político con urgencia. En esta legislatura hemos encabezado los peores indicadores económicos del conjunto de España y si el rumbo continúa en la dirección actual por la que nos lleva el gobierno de Revilla, nos enfrentamos a una situación en la que Cantabria no va a estar preparada para afrontar los retos del futuro, como la desaceleración de la economía, que es cada vez más evidente. Todo ello en medio de graves escándalos ante los que Revilla, como siempre, ha mirado para otro lado.

Estamos hartos de que Cantabria se conozca más por las salidas de tono del Presidente de la Comunidad, el señor Revilla, que por las políticas pensadas en solucionar los problemas de los ciudadanos.

Cantabria merece recuperar la ilusión y la buena gestión de los gobiernos del PP, con un Gobierno y una Presidenta que se preocupe de trabajar y de solucionar los problemas de los cántabros, que para eso nos pagan.

Yo le digo al señor Revilla que siga recorriéndose los platós televisivos de toda España, que que siga vendiendo humo y vendiéndose a si mismo, que nosotros estaremos en la calle, pateándonos todos y cada uno de los municipios de nuestra tierra, hablando con la gente, recogiendo sus propuestas, y haciendo con ellos un proyecto de futuro para Cantabria.

¿Podemos hablar de una buena o mala gestión de Revilla y su gobierno? Esto se responde sólo, cuando vemos disiparse todo el humo que se vendió al inicio de la legislatura. El panorama ante nuestros ojos es, lamentablemente, desolador.

Esto es así porque no existe modelo de región, porque no hay un gobierno con una estrategia, sino una amalgama de intereses que han sumido a la región en una postración incomprensible cuando vemos como el resto de regiones de España han sabido aprovechar la recuperación tras la crisis, mientras en Cantabria los pocos pasos dados han ido en la dirección contraria.

Pero tenemos que transmitir a los cántabros que no hay motivos para la resignación, que no tenemos por qué ser la cola de España, que ese no es nuestro destino, ni es así por circunstancias ajenas. Nosotros vamos a recuperar el orgullo de nuestra tierra, vamos a recuperar la ilusión, el Partido Popular ha sido, sigue siendo y lo seguirá siendo durante mucho tiempo el partido más importante de Cantabria y yo estoy segura de que con el trabajo y la ilusión de todos vosotros los cántabros nos van a devolver su confianza.

Tenemos, por tanto, un objetivo común, que es que Cantabria vuelva a la senda del crecimiento aprovechando sus enormes potencialidades, desarrollando más y mejores servicios, dando oportunidades a los jóvenes, apoyando a las empresas y los autónomos que son el pulso real de nuestra sociedad, y garantizando a todos nuestros ciudadanos unos servicios que garanticen un desarrollo social armónico y sin exclusiones.

Quiero terminar agradeciendo a nuestro Presidente y su equipo directivo el que hayan querido estar hoy con nosotros, y, en mi caso, el agradecimiento explícito por haber pensado en mi como la persona que debe liderar la candidatura de nuestro partido.

Y lanzo también un compromiso. Y es que desde Cantabria trabajaremos contigo, Pablo, apoyándote sin fisuras y poniendo todo esfuerzo del que hemos hablado para que lo antes posible seas el próximo Presidente de España.

Porque si nuestro reto es importante, si nuestro reto es recuperar la senda del progreso económico y social de Cantabria, no es menos cierto que hay una meta que trasciende el ámbito de nuestra pequeña pero amada tierra de Cantabria, y es el volver a traer para España un proyecto político que deje de fracturar la sociedad, y que vuelva a ocuparse de los problemas reales de nuestros ciudadanos.

Un proyecto, el de nuestro partido, que es el de una España unida, dentro de Europa, trabajando en la vanguardia internacional por una sociedad moderna, libre y solidaria.

Pablo, si tú has contado conmigo es para mi un enorme orgullo, pero mayor será aún el de poder devolver ese apoyo para que tú, Pablo, seas el próximo Presidente de España cuanto antes.

Cuenta con nosotros y es que somos así de egoístas. Te apoyaremos no sólo porque te apreciamos, no sólo porque seas nuestro Presidente, te apoyaremos porque te necesitamos, y, sobre todo, porque Cantabria primero, pero también España, te necesitan.

Y gracias a todos por acompañarnos en el día de hoy.


Especial FETURCAN

Parlamento Cantabria

Twitter

Galerías de fotos