Buruaga no tiene ningún temor a la comisión de investigación y no se opondrá, pero advierte de que es una treta para diluir responsabilidades

14/09/18


María José Sáenz de Buruaga

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado hoy que no tiene el más mínimo temor y no se va a oponer a que se investigue su gestión al frente de la Consejería de Sanidad, pero también ha advertido de que la propuesta de Podemos es una treta para desviar el tiro sobre las graves irregularidades cometidas en la etapa de Luisa Real.

Buruaga ha denunciado el cambio de estrategia con el PSOE de Podemos, que, como ha hecho su líder en Madrid, ha recogido el guante de Zuloaga y ha roto el frente común del Parlamento para hacer el trabajo sucio al Gobierno y proporcionar una coartada a la consejera.

“No nos vamos a oponer a ninguna comisión de investigación que nos afecte, pero en ningún caso van a hacernos comulgar con ruedas de molino y esta propuesta de comisión es tan solo una treta, un burdo intento para desviar el tiro de lo verdaderamente importante y lo verdaderamente importante es que ha habido graves irregularidades en la contratación en el SCS acreditadas por la Intervención General de la comunidad que están siendo investigadas por la Fiscalía”, ha dicho.  

Según la presidenta del PP, esta comisión no pretende investigar nada, sino enturbiar, poner al mismo nivel lo que no lo está y diluir las responsabilidades del Gobierno”, algo tan viejo como el principio de la transposición de la propaganda de Goebbels, que consiste en cargar sobre el adversario los propios errores o defectos respondiendo el ataque con el ataque e inventar noticias que distraigan cuando no se pueden negar las malas noticias.

La dirigente popular ha hecho hincapié en que no es la gestión del Partido Popular la que está bajo sospecha, la que ha recibido denuncias de los responsables del servicio, la que ha sido puesta en cuestión por la Intervención General, ni la que está en la Fiscalía, como tampoco es ella la consejera que recibió una denuncia y la ocultó, que ha sido incapaz de dar explicaciones, que tuvo que cesar a sus dos altos cargos y que se niega a asumir las responsabilidades de su gestión.  

“Que la consejera de Sanidad sea sospechosa no convierte en sospechosos a todos los demás”, ha insistido la presidenta del PP.

No obstante, ha subrayado que no tiene y jamás ha tenido el más mínimo temor a ninguna comisión de investigación porque jamás hubo una gestión más perseguida, más escrutada y también más avalada que la del PP al frente de la Consejería.

Buruaga ha advertido de que el PP va a continuar exigiendo el cese de la consejera de Sanidad porque después de las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud y su comportamiento de los últimos meses no puede seguir al mando ni un minuto más.

“Ningún Gobierno serio después de lo ocurrido y sabiendo lo que sabe puede poner 800 millones de presupuesto público en manos de Real”, primero, ha argumentado la presidenta,  porque su gestión está bajo sospecha y hay demasiadas cosas que no ha sabido explicar y, segundo, porque no se puede confiar en un gestor público que dice que solo responde de lo que hace.


Verdad o Mentira 15.11.18

Parlamento Cantabria

Twitter