Cantabria considera "imprescindible" reducir el número de jabalíes para prevenir la peste porcina y evitar la sobrepoblación

13/03/19


Participación del consejero y su equipo en las reuniones de esta mañana (Foto: Miguel López)

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha compartido hoy con el Gobierno de España y el resto de comunidades autónomas la "preocupación" por la amenaza de la peste porcina africana y por la "imprescindible" reducción de las poblaciones de jabalíes no solo para la prevención de esta peste, sino también para hacer frente a otros riesgos asociados a la sobrepoblación.

En su intervención, por videoconferencia, en las reuniones la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural y del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, Oria también ha explicado la propuesta de revisión del Plan Especial de Protección Civil sobre Incendios Forestales (INFOCANT), que está llevando a cabo la Dirección General de Protección Civil de la Consejería de Presidencia y Justicia, para que en el mismo se especifique qué municipios cántabros han de dotarse, necesariamente, de planes municipales sobre incendios forestales.

Para ello, Medio Rural y Protección Civil colaborarán con los ayuntamientos implicados, a través de la Federación de Municipios de Cantabria, para elaborar unos planes "esenciales para el abordaje integral de los riesgos para la población derivados de los incendios forestales", ha explicado Oria.

Este planteamiento deriva de la información ofrecida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre los expedientes abiertos por la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado a 151 municipios de cinco comunidades autónomas (entre las que no se encuentra Cantabria) en relación con dichos planes municipales y la necesidad de elaboración de los mismos en aquellos en los que el riesgo sea mayor.

Gestión de las poblaciones de jabalíes

Respecto de la estrategia de gestión de las poblaciones de jabalíes en España, el consejero ha considerado "fundamental", además del aumento de la presión cinegética, el control de los traslados de jabalíes semidomésticos o de ejemplares híbridos con cerdos, lo que implica la colaboración de otras administraciones, incluidas las locales.

En este sentido, Oria ha propuesto a los miembros de la Conferencia Sectorial una mayor implicación de la Federación Española de Caza en la difusión y divulgación de la necesidad de adoptar medidas de reducción de las poblaciones de jabalí.

Además, ha señalado la necesidad de que se consideren, al margen de la situación de riesgo sanitario, otros derivados de la sobrepoblación en relación con la legislación de parques nacionales, en concreto, la prohibición de caza en su interior.

De hecho, Jesús Oria ha apuntado que, en el Parque Nacional de los Picos de Europa, en el que en la vertiente cántabra se ha venido cazando el jabalí con batidas realizadas por cazadores con el control de los agentes del medio natural, la prohibición de la caza a partir del próximo año, cuando finaliza la moratoria que contempla la Ley de Parques Nacionales, "pone en riesgo el control de la especie en una comarca, Liébana, en la que es especialmente abundante".

Cantabria ha transmitido que la situación generada por el jabalí "debiera servir de reflexión sobre el papel que los cazadores tienen en el control de la fauna, también dentro de los parques nacionales, papel que, con la adecuada planificación, se ha demostrado perfectamente compatible con la conservación de esos territorios antes de ser declarados parque nacional y durante el período en el que se ha mantenido la moratoria".

Medidas adoptadas

El consejero ha detallado que en Cantabria se vienen adoptando medidas de incremento de la presión cinegética sobre la especie desde el año 2010 ante la constatación del aumento de los daños producidos y de su área de presencia estable, que ha llegado hasta municipios costeros donde no existía o era extremadamente raro no hace más de 10 años.

Desde 2010 se ha pasado de 1.792 jabalíes cazados en la Comunidad Autónoma a los 2.513 de la temporada 2017-2018. Los datos de la campaña 2018-2019 están siendo procesados en la actualidad, pero las cifras serán similares a las del último trienio.

Para la temporada 2019-2020, la normativa cinegética de Cantabria sigue avanzando en el incremento de la presión sobre la especie, aumentándose el número de batidas autorizadas en todos los cotos de caza y el cupo por batida (pasando de 8 a 10) e incrementándose tanto el número de cacerías como el cupo en la Reserva Regional de Caza Saja, espacio de gestión pública especialmente significativo para el control de la especie, dado que, en sus casi 180.000 hectáreas, se cazan casi el 50 por ciento de los jabalíes sacrificados cada año en la región. En esta Reserva el incremento es del 20 por ciento en el número de cacerías programadas y se han aumentado los cupos en todas comarcas cinegéticas que la integran.

Calidad alimentaria

Por otro lado, hoy se ha aprobado en la Conferencia Sectorial el texto del Programa de Control de la Calidad Alimentaria en referencia al control del origen de los alimentos, que surge fruto de la unión de todos los programas propuestos por los servicios autonómicos de control de la calidad y defensa contra fraudes, entre ellos, el de Cantabria.




Verdad o Mentira 16.05.2019

Parlamento Cantabria

Twitter