Victoria que no convence

02/04/21


Foto DM

Este triunfo no tiene que dejar ver las carencias de un equipo que no estuvo al nivel esperado en el partido. No hay que olvidar que el Racing se enfrentaba a un conjunto con muchas bajas y sin entrenamientos realizados. La baja forma física del Amorebieta casi ni se notó porque los cántabros no estuvieron a su mejor nivel durante todo el partido.

Mucho tiene que cambiar Solabarrieta para que este equipo no se complique en la segunda fase del campeonato. Lo mejor sin duda la victoria, lo peor de nuevo una imagen que deja muchas dudas en cuanto al juego ofrecido. Es cierto, que los principales responsables siempre son los futbolistas y que los entrenadores están para dar su seña de identidad. Sin embargo, este Racing aún ganando no encuentra su lugar por algo será.

El técnico racinguista mucho tiene que cambiar si quiere que su equipo coja confianza en sus ideas. Muchos bandazos durante los partidos no pueden ser buenos para la estabilidad del juego. Hoy en Urritxe se ha visto a un equipo que en ningún momento ha sabido a lo que jugaba y eso es responsabilidad máxima del entrenador.

PRIMERA PARTE

En el comienzo del encuentro el Racing salió con las ideas claras en cuanto a lo que tenían que ofrecer en este partido. La brillantez quedada en un segundo plano y lo que apostaba Solabarrieta era claramente por un juego de musculo y directo renunciando a lo que el mismo dijo en la rueda prensa de jugar el balón.

El espectáculo estaba en el banquillo del Racing en el que el técnico no paraba de dar indicaciones de forma muy intensa. Habría que decir al entrenador que por mucho que se grite no se entiende mejor las instrucciones. Lo acabará comprendiendo a medida que coja más experiencia.

Los primeros 20 minutos, el encuentro no reflejaba nada interesante que destacar, los dos equipos se respetaban en demasía. Con tanto juego directo solo hacía que los presentes pareciera que se habían tomado cloroformo porque el aburrimiento era más que evidente. El guion santanderino era muy previsible y eso hacía a los vizcaínos defender con cierta comodidad en todas las acciones racinguistas.

Solo podía haber una jugada aislada para trasladar peligro a las áreas, y así   lo hizo en una jugada Jon Ander en el minuto 30 en el que hizo todo bien menos chutar que se le fue por encima de la portería vasca. Sin embargo, en el cuadro verdiblanco no había fluidez en el juego y tampoco encontraban un buen camino para poder llegar a las inmediaciones del cuadro local.

En los últimos instantes del primer acto el Racing dependía mucho de la velocidad de Soko que intentaba sorprender por su banda a la SD Amorebieta. El africano tuvo una clara oportunidad que la desperdició ya que su disparo salió muy cruzado y sin encontrar la portería defendida por Saiza. Poco más hubo en esta primera mitad, un Racing sin sorprender y si una nota que destacar, cogía rumbo al túnel de vestuarios.

SEGUNDA PARTE

El libreto de Solabarrieta indicaba en todo momento que sus pupilos jugasen de manera directa desde campo propio. En este principio del segundo acto el juego era muy parecido a los últimos momentos de la primera parte. Los jugadores verdiblancos querían llevar la manija, pero no conseguían tener ese golpe de autoridad necesario para crear peligro.

El técnico racinguista, estaba viendo que sus planes no acababan de tener el éxito esperado, por ello, en el minuto 50 comenzaba a mover la coctelera y sacaba a Álvaro Bustos sustituyendo a un intrascendente Capanni, y eso hacía cambiar el sistema de juego a un claro 4 2 3 1. El juego de los pupilos de Iñigo Vélez en la segunda mitad era un poco más atrevido en cuanto a la presión.

Menuda temporada la que está viviendo este club histórico, todo viene mal y como no, en este choque iba a pasar lo que nadie iba a entender a estas alturas. Minuto 58, jugada por la banda izquierda del Amorebieta  y el más listo del lugar Juan, lo aprovechaba y conseguía  batir la portería cántabra.

El Racing era una caricatura en el tapate de Urritxe. Un “niñuco” llamado  Juan volvía loco a todo un equipo que no entendía lo que tenían que hacer en ningún momento. Pero en el fútbol no hay unas matemáticas exactas y sino que se lo digan al míster del Amorebieta, ya que cuando peor estaba los santanderinos, salió la magia de Riki para igualar el partido tras un disparo desde la frontal que poco pudo hacer el guardameta vasco.

Que el Racing tiene calidad eso nadie lo duda, y que en cualquier momento cuando menos uno se lo espera puede marcar es una realidad, por ello, en el minuto 88 en una jugada con cierta suerte y con un jugador local en el suelo, Cedric pudo conseguir la remontada para su equipo estableciendo el 1-2 definitivo en el marcador.

FICHA TÉCNICA

SD Amorebieta: Saizar; Leiza, Garro, Mikel Álvaro, Seguín, Etxaburu, Larru, Irazábal, Orozko, Aimar, Juan.(Unzueta),(Marino m.75)

Racing: Lucas Díaz; Diego Ceballos, Álvaro Mantilla, Óscar Gil, Isma López; Alberto Villapalos, Riki Rodríguez; Patrick Soko, Jon Ander Pérez, Álvaro Traver; Luan Capanni. (Alvaro Bustos m.50),(Pablo m.58),( Iñigo m58),(Cedric m.72),(Álvaro Cejudo m.72)

Árbitro: Juan Peña Varela del colegio andaluz. Mostró tarjetas amarillas a los locales      . Y a los visitantes Riki Rodrìguez

Goles: 1-0 Juan García 58'; 1-1 Riki Rodríguez 67'; 1-2 Omoigui 89'

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 aplazado de la Segunda B grugo II subgrupo A.

Crónica: David Bossu

 




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter