La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo destina 31 millones de euros a la contratación de desempleados

08/02/18


La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo ha abierto el plazo de presentación de solicitudes correspondiente a la convocatoria de subvenciones dirigida a ayuntamientos y mancomunidades para la contratación de personas desempleadas que realicen obras y servicios de interés general y social.

Tras la publicación de la convocatoria hoy en el Boletín Oficial de Cantabria, a partir de mañana y hasta el 21 de febrero, las entidades locales podrán presentar sus solicitudes de financiación.

La convocatoria mantiene el nivel de inversión de 2016 y 2017 en 31 millones de euros, y vuelve a estar destinada a dar una oportunidad de empleo especialmente a los desempleados con mayores dificultades para el acceso al mercado de trabajo.

De acuerdo con lo establecido en la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2018, se financiarán proyectos para contratar a personas desempleadas en general, personas desempleadas de larga duración y desempleados menores de 30 años. Será la segunda vez que, en el llamado 'Programa de Corporaciones Locales', se habilite un importe específico para la contratación de jóvenes.

Ésta será repartida de acuerdo con los criterios objetivos de adjudicación regulados hace un año, basados en la población parada de cada entidad, su población en edad de trabajar y su extensión territorial. Para no perjudicar a los municipios de menor población, se contempla un factor de corrección que les garantice un mínimo de ayuda para acometer los proyectos, que no será inferior, globalmente, a la cantidad que obtuvieron en la pasada convocatoria.

Una vez que el Gobierno conceda las subvenciones, cada municipio o mancomunidad presentará los proyectos junto con la correspondiente oferta de empleo en la oficina de empleo que les corresponda. Los proyectos definirán los trabajos a realizar y el perfil de los trabajadores. De acuerdo con esa información, las oficinas de empleo harán una preselección de candidatos, que serán los que participen en la selección final que realizarán las entidades locales. No obstante, si así lo deciden los municipios o mancomunidades, el proceso de selección será efectuado íntegramente por las oficinas de empleo.

La selección final deberá realizarse con criterios objetivos, pudiéndose contemplar la valoración de la formación previamente adquirida o pruebas prácticas, con la posibilidad de que se tomen en cuenta criterios socioeconómicos de la unidad familiar o de convivencia. En ningún caso se permitirá seleccionar en base a una entrevista, ni tampoco puntuar la experiencia, dado que el programa pretende, precisamente, dar experiencia a quien no la tiene o a quien lleva mucho tiempo fuera del mercado de trabajo.

En la elaboración de la orden de convocatoria han participado los agentes económicos y sociales más representativos y la Federación de Municipios de Cantabria, con quienes se celebró una reunión el pasado 26 de diciembre para poner en común las diferentes propuestas.

Como resultado, se ha modificado el cuadro financiero para que, a propuesta de la Federación de Municipios, las entidades locales con una población inferior a 2.000 habitantes puedan contratar a personas desempleadas en general, sin necesidad de presentar proyectos específicos para desempleados de larga duración y jóvenes, dadas las dificultades de muchos de ellos para cubrir los puestos de trabajo.

La publicación de la convocatoria se realiza con casi tres meses de antelación respecto a la de 2017, lo que permitirá que buena parte de los contratos subvencionados puedan comenzar en primavera.

Según las estimaciones que maneja el Servicio Cántabro de Empleo, el número de puestos de trabajo que se puede crear ronda los 3.240.

Resultado de la convocatoria 2017

La convocatoria del año pasado, cuya ejecución va desde junio de 2017 a mayo de 2018, ha posibilitado hasta el momento 3.019 contratos. El 75,15% de los contratados han sido parados de larga duración (2.238). Y el 77,84% (2.318) no  estaba percibiendo ninguna prestación o subsidio de desempleo.

Estos datos, aún provisionales, confirman que las normas de la pasada convocatoria hacen posible alcanzar el objetivo de generar oportunidades de empleo a personas con escasa experiencia o que llevan tiempo alejadas del mercado laboral, favoreciendo entre todas ellas a las que se hallan en situación más vulnerable.


Verdad o Mentira 15.02.2018

Twitter