Sáenz de Santamaría se impone en las primarias del PP a 1.600 votos de Casado

06/07/18


Los afiliados inscritos del PP marcaron el jueves con su voto un punto y seguido en su partido. Soraya Sáenz de Santamaría fue la ganadora de las elecciones primarias, por delante de Pablo Casado, y ambos pasarán a la segunda vuelta de un proceso interno en el que los compromisarios tienen la última palabra en el congreso nacional, que se celebrará los días 20 y 21 de julio. Santamaría ha ganado entre las bases, pero ahora le queda la batalla definitiva: conseguir el voto mayoritario de los 3.184 delegados del PP. En su primer mensaje, Casado comenzó su «cortejo» a Cospedal para atraerse sus apoyos, mientras Santamaría le instó a la «integración» con la ganadora. 

La sorpresa de la noche, porque en este proceso novedoso en el PP era obligado que hubiera alguna, fue la caída de María Dolores de Cospedal. La secretaria general de los populares desde 2008, la mano derecha de Mariano Rajoy en el partido, quien «dio la cara» y se la partió «varias veces» en los malos momentos de la formación, quedó ayer en tercera posición. Cospedal se bajó así de golpe de la carrera por la sucesión de Rajoy, y perdió la batalla contra su principal adversaria interna, Soraya Sáenz de Santamaría.

Los resultados de los otros tres candidatos, José Manuel García-Margallo (680 votos), José Ramón García-Hernández (668) y Elio Cabanes (185), fueron testimoniales, y no ensombrecieron la gran competición que se libró por arriba y que no se dilucidó hasta el último momento del recuento.

Un total de 66.706 afiliados inscritos estaban llamados ayer a las urnas. Solo un 7,6 por ciento del censo teórico total del partido, que tenía en sus manos el futuro del PP y el nombre del sucesor de Rajoy. Según los estatutos del partidos, son los dos primeros, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, los que pasan como candidatos a la segunda vuelta de este proceso, que se resolverá definitivamente en la votación de los compromisarios

Sáenz de Santamaría consiguió 21.513 votos, el 36,9 por ciento del total, frente a los 19.967 de Casado (34,3 por ciento) y los 15.090 de Cospedal (25,9 por ciento). La ex vicepresidenta obtiene 1.546 votos más y tres puntos de diferencia respecto al segundo. En el PP consideraban hasta ayer que si la victoria era clara, el segundo debía aceptar al primero como vencedor final, y retirarse antes de llegar al congreso nacional. Pero apenas 1.546 votos de diferencia no es un resultado rotundo. La batalla definitiva por el liderazgo del PP quedó abierta anoche.

Casado dejó claro desde el primer momento que quería llegar hasta el final y disputar la segunda vuelta de este proceso, porque estas son las reglas «y hay que cumplirlas». Por la noche, en su comparecencia, empezó ya a «cortejar» a Cospedal para atraerla a su candidatura ante la segunda vuelta.

Casado busca más apoyos

El que ha sido vicesecretario de Comunicación del PP cree que podría sumar los apoyos obtenidos por Cospedal y Margallo y adelantar así a Sáenz de Santamaría entre los delegados del congreso. Fuentes populares explican que esa suma no es automática, y el voto de los compromisarios no es una traducción automática del obtenido por los precandidatos.

El primer mensaje de Santamaría tras ganar en las primarias fue de unidad en el partido y de «integración», para lo que tendíó la mano «a todos». A Casado, pero también a Cospedal. Asume, eso sí, que la decisión ahora es del segundo, si mira al primero o prefiere atraerse al tercero. La ganadora de la noche recordó después que ha sido la primera en más de la mitad de las circunscripciones.

Pasadas las 23.15 compareció el presidente de este Comité, Luis de Grandes, para ofrecer los datos definitivos. La noche había sido intensa en el escrutinio, ya que Casado estuvo en primera posición hasta el último momento, cuando en un sprint final le superó Sáenz de Santamaría. Casado tuvo su mejor resultado en Madrid, con 4.487 votos frente a 1.811 de Cospedal y 1.612 de Santamaría. Pero no pudo con el buen dato de la ex vicepresidenta en otra de las comunidades claves, Andalucía. Allí, Santamaría logró 5.581 votos, frente a los 1.663 de Casado. En la Comunidad Valenciana, el tercer territorio con más peso, ganó Santamaría, con 499 votos más que Casado. La participación fue del 86,8 por ciento. En total hubo 58.219 votos válidos y 84 nulos. 




Verdad o Mentira 28.06.2018

Twitter