Sanidad prohíbe fumar en la calle a menos de dos metros de otra persona y cierra las discotecas ante el avance del coronavirus

14/08/20


Ante el avance del coronavirus, el Gobierno ha prohibido en toda España fumar en la calle cuando no pueda respetarse la distancia de seguridad de dos metros entre personas y cerrará los locales de ocio nocturno. Las discotecas, bares de copas y salas de baile no podrán, por tanto, abrir sus puertas mientras España luche contra la pandemia pues Sanidad considera que este tipo de establecimientos son los que acumulan los brotes con un mayor número de casos asociados, una media de 31, y son responsables de gran parte de la transmisión comunitaria que hay en la actualidad.

Así lo ha anunciado esta mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la celebración del Consejo Interterritorial extraordinario que ha convocado este viernes para acordar con las comunidades autónomas nuevas medidas para frenar el gran aumento de contagios y hospitalizaciones que se están registrando en las últimas semanas. Se trata de un conjunto de medidas de control, 11 en total y tres recomendaciones, que que han sido tomadas por unanimidad entre todas las CCAA, según Illa.

"Lo mejor es no fumar nunca, ni en el espacio público ni en casa", ha señalado al ser preguntado sobre si en la práctica se podrá seguir consumiendo tabaco y cigarrillos electrónicos en las terrazas. Las normas aprobadas, según ha sugerido el titular de Sanidad, permitirán seguir fumando en ellas si se respetan esos dos metros establecidos como distancia de seguridad. En concreto, el texto aprobado señala que "en el consumo de tabaco y cigarrillos electrónicos, sólo se podrá exceptuar la obligación de uso de mascarilla durante el consumo de tabaco o cigarrillos electrónicos en la vía pública o en espacios al aire libre, en los supuestos en que pueda garantizarse el mantenimiento de una distancia con otras personas de, al menos, dos metros".

Galicia y Canarias ya se adelantaron a esta prohibición en toda España al disponer esta semana en sus territorios esta misma norma. Otras comunidades como Madrid, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Navarra o la Comunidad Valenciana habían anunciado en las últimas horas su disposición a imitarla.

Multas contra el botellón

Además, las autoridades sanitarias han resuelto este viernes que el horario de todos los restaurantes y locales se modifique: el cierre será a la 1 de la madrugada y no podrán aceptar clientes después de las 12 de la noche. En todos los establecimientos de hostelería, restauración, terrazas y bares/restaurantes de playa habrá que garantizar en todo momento que haya una distancia mínima entre las personas de 1,5 metros en el servicio en barra y entre las mesas, en las que como máximo podrán reunirse 10 personas.

Por lo que respecta al botellón, Illa ha recordado que ya está prohibido en toda España y ha afirmado que cada comunidad autónoma y ayuntamiento debe aplicar de forma estricta las sanciones correspondientes. "Que quede claro: beber en la calle está prohibido, no se puede beber en la calle", ha subrayado el ministro.

En los eventos multitudinarios, habrá recomendaciones específicas para valorar el riesgo para cada uno de ellos. Se establece asimismo la obligación de hacer cribados con PCR para grupos específicos y poblaciones de riesgo en función de los brotes de los que se tenga constancia en centros educativos, bloques de viviendas, centros socio-sanitarios, colectivos vulnerables, etc.

En este paquete de actuaciones se contemplan también las residencias, que han experimentado un repunte de brotes en las últimas semanas. Las visitas estarán limitadas a una sola persona y una hora como máximo al día, a no ser que el residente se encuentre en situación grave y se tema por su vida. Estos centros sociosanitarios tendrán que garantizar que esas visitas a los ancianos se realicen de forma escalonada a lo largo del día para evitar que coincidencias y las salidas de los residentes al exterior serán muy limitadas.

Limitar al máximo los encuentros sociales

Una de las tres recomendaciones que incluye este paquete de medidas aprobado hoy insta a los centros sanitarios y residencias a que hagan cribados de forma periódica, al menos cada 15 días, al personal que está en contacto con los residentes para asegurarse de que ningún empleado haya contraído la enfermedad.

Por otro lado, a los ciudadanos se les recomienda que limiten al máximo sus encuentros sociales, que frecuenten grupos habituales estables y que estos encuentros no superen las 10 personas.

Este paquete de medidas aprobado en el Consejo Interterritorial, ha precisado, supone "un mínimo, no un máximo" pues "las comunidades autónomas podrán tomar más medidas si las consideran oportunas".

El ministro ha dicho que "aún no hay un plazo establecido" para poner en marcha estas normas, pero "se hará a la mayor brevedad. Agradezco a las CCAA el carácter constructivo y que haya habido unanimidad".

El ministro de Sanidad ha agradecido a los mayores "el comportamiento ejemplar que han mostrado a la hora de seguir las normas". Asimismo, ha recordado a los jóvenes la importancia de ser disciplinados como lo están siendo los mayores hasta que "haya un tratamiento eficaz o una vacuna" contra la enfermedad. "No podemos no cumplir las normas que todos hemos acordado durante estos meses" pues no podemos olvidar "que el virus sigue estando entre nosotros". "No podemos consentir que un comportamiento incívico ponga en riesgo a los demás", ha añadido.

Respecto a la evolución de la pandemia, que ayer sumó otros 3.000 positivos, el ministro ha afirmado que la situación actual "no es comparable" a la que vivimos en marzo y abril "pero no podemos permitir que haya un incremento de casos y por eso hemos tomado hoy estas medidas".




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter