El CEIP Manuel Llano de Santander galardonado en la X edición del Premio Nacional de Educación para el Desarrollo 'Vicente Ferrer'

30/11/18


Mañanes junto al equipo directivo del centro. FOTO: José Cavia

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández, ha visitado hoy el CEIP Manuel Llano de Santander, ganador de la X edición del Premio Nacional de Educación para el Desarrollo 'Vicente Ferrer', correspondiente al año 2018.  Este centro educativo ha resultado premiado con este galardón, que concede la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con el que se persigue reconocer la tarea desarrollada por equipos docentes de todo el Estado que trabajen en propuestas educativas en la que se fusione la formación y la solidaridad.

En el caso del Manuel Llano el proyecto presentado implica a toda la comunidad educativa y persigue impregnar su actividad y crear un modelo de escuela en sintonía con los principios que rigen la agenda 2030. El centro, con su trabajo 'Me gusta el mundo...lo cuido', inculca a todos los agentes de la comunidad valores como la solidaridad, el respeto o la inclusión.

Según el consejero este tipo de iniciativas contribuyen a crear un modelo educativo en el que "resalte el papel de las personas y se generen conciencias de carácter global, que permitan al alumnado ser pieza clave de la ciudadanía de futuro". El consejero ha remarcado la importancia de sensibilizar a las nuevas generaciones sobre la necesidad de implicarse globalmente en la lucha por el desarrollo, la justicia y la equidad social, y ha puesto el valor que en esa tarea el profesorado tiene un "gran potencial para impulsar este compromiso dirigido a la construcción de una sociedad más solidaria, más formada y comprometida con un mundo más justo y sostenible".

Ha felicitado a los centros educativos y ha remarcado la idea de que se trata de centros cuyo trabajo no se circunscribe a la acción educativa disciplinar, sino que se puede, y se debe avanzar hacia una educación que compagine el conocimiento formal y los principios solidarios en un mundo global.

Los centros educativos ganadores participarán en un viaje de cooperación a República Dominicana con el fin de comprobar sobre el terreno algunas de las enseñanzas adquiridas a través de esta experiencia y aplicar estos conocimientos a su regreso.

Esta convocatoria reconoce la aportación a la enseñanza en valores y principios relacionados con la solidaridad y la justicia social en 15 centros educativos públicos de Primaria y Secundaria de todo el país.

El premio se convoca anualmente y reconoce el papel de docentes de centros públicos que estimulan a su alumnado en la construcción de estructuras sociales más justas y solidarias, promoviendo actuaciones basadas en el principio de corresponsabilidad de todos los actores implicados.

En la visita al centro han estado presentes la directora del centro, Natalia Velasco y varios miembros del equipo educativo.