La alcaldesa firma la Declaración de Davos en señal de compromiso con la calidad del espacio urbano

11/07/18



La adhesión a este acuerdo ha tenido lugar en el marco del pleno que el Consejo Superior de los Colegios Oficiales de Arquitectos de España celebra en Santander

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha firmado este martes la Declaración de Davos, remarcando así el compromiso de la ciudad con la calidad del espacio urbano construido y con la inclusión de la vertiente cultural, social y de la sostenibilidad ambiental en su gestión.

En un acto que ha tenido lugar en el marco del pleno que el Consejo Superior de los Colegios Oficiales de Arquitectos de España celebra en Santander, Igual ha remarcado la responsabilidad como administración de potenciar la cohesión social actuando sobre la trama urbana, algo que en la ciudad se realiza tanto con proyectos de renovación de las calles y barrios como con la introducción de elementos que, como las escaleras y rampas mecánicas y ascensores, están transformando la vida de miles de vecinos.

En este sentido, se ha referido también a la iniciativa conjunta entre el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de Cantabria que, a través de concursos de ideas para microespacios, ha permitido revitalizar rincones olvidados o en desuso y transformarlos en espacios innovadores para el encuentro y disfrute ciudadano.

Otra de las líneas de trabajo en las que el equipo de gobierno está incidiendo especialmente es en la concesión de ayudas para la rehabilitación de fachadas, incrementando progresivamente la partida del presupuesto que se destina a este fin, que se han duplicado en los últimos dos años, ha subrayado.

La recuperación de espacios para los ciudadanos en áreas estratégicas, como el frente marítimo o los terrenos ferroviarios, son –para la alcaldesa- otras de las claves para contribuir a que Santander avance en los compromisos adquiridos a través de la Declaración de Davos.

“Hablamos de una ciudad que ya está comprometida con la calidad de su espacio urbano y con la inclusión de la vertiente cultural, social y de la sostenibilidad en su gestión y que, con la firma de esta declaración, reafirma y subraya aún más ese compromiso, arropados como estamos por el resto de administraciones, entidades y agentes sociales que plasman hoy su adhesión a este acuerdo”, ha asegurado la alcaldesa.

Asimismo, se ha referido a la apuesta del Ayuntamiento por la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico y arquitectónico, que se ha materializado en actuaciones de rehabilitación en edificios como el Palacio de la Magdalena, el Mercado del Este, la batería de San Pedro del Mar, el Mercado de Miranda o el Palacio de Riva Herrera.

La regidora santanderina ha incluido el centro de interpretación de la muralla medieval, la Torre de la Catedral y el refugio antiaéreo de la Guerra Civil, que forman parte del “anillo cultural”, como ejemplos del interés del equipo de gobierno por poner en valor y hacer visitables recursos ligados a la historia de la ciudad.

En este sentido, ha detallado algunas de las próximas actuaciones previstas, de la mano del Obispado, en el entorno de la Catedral, como la mejora de su entorno urbano, que hará posible recuperar un tramo de la calle más antigua de la ciudad, que se conocía como calle de los Azogues; o la remodelación de la plaza de Eguino y Trecu y de las Dependencias Capitulares de la Catedral, para habilitarlas como Museo, Archivo Diocesano y sala de consultas.

El Ayuntamiento también prevé mejoras en otros edificios que forman parte del patrimonio arquitectónico de Santander como el MAS, la biblioteca de Menéndez Pelayo, el Palacete de Cortiguera o la antigua sede del Banco de España, donde se ubicará el centro asociado al Museo Reina Sofía.

“Son sólo unos ejemplos para ilustrar nuestro compromiso y nuestra responsabilidad como administración para mantener en perfecto estado todo aquello que forma parte de nuestra historia, que es de interés para nuestros vecinos, y que además supone un importante elemento dinamizador de nuestra economía local”, ha enfatizado.

El patrimonio cultural, crucial en el futuro de un entorno construido de alta calidad

El objetivo de la Declaración de Davos es reclamar la necesidad de fomentar, bajo la denominación de Baukultur, el espacio construido de calidad, en su acepción más amplia, cultural y urbana, con una perspectiva integral que da forma a la identidad europea y define nuestra herencia cultural. Promueve, además, las políticas públicas que lo impulsen, desarrollen y sitúen en el centro de las transformaciones urbanas.

Considerando los actuales cambios económicos, sociales, productivos y las amenazas medioambientales y conscientes de su impacto en el entorno construido, este documento plantea la necesidad de establecer un nuevo enfoque que integre con visión holística dichas transformaciones, protegiendo y avanzando, a su vez, en los valores culturales de dicho entorno, evitando que disminuya su calidad.

La Declaración plasma la necesidad de un planteamiento nuevo y adaptable para dar forma a nuestro entorno construido, un planteamiento que esté arraigado a la cultura, que fomente activamente la cohesión social, que garantice la sostenibilidad medioambiental y que contribuya a la salud y al bienestar de todas las personas.

En este sentido, aboga por aplicar un diseño consciente y deliberado para cada actividad de construcción y paisajismo, dando prioridad a los valores culturales por encima de los beneficios económicos a corto plazo, y considera que la forma en la que se da uso, se mantiene y se protege el patrimonio cultural es una parte crucial en el futuro desarrollo de un entorno construido de alta calidad.




WEBCAM SANTANDER

Camera ImageImágenes cedidas por webcamsantander.com

Verdad o Mentira 15.11.18

Twitter