El PP califica de "desastrosa" la gestión de la plaza de abastos de Torrelavega

08/03/18


El concejal del grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Torrelavega, Enrique Gómez Zamanillo, ha calificado de “desastrosa” la gestión de la Concejalía de Ferias y Mercados en la Plaza de Abastos. Tras una reforma que ha tardado cinco años y ha costado más de 200.000 euros, “nos encontramos con que la licitación de los nuevos puestos a ocupar ha quedado desierta por segunda vez”.

Según explica el concejal del PP, desde 2012, año en que el Partido Popular impulsó una necesaria reforma de la Plaza de Abastos, “hemos estado esperando a la finalización de las obras, la redistribución del espacio y la ocupación de los puestos creados con hostelería y restauración”. Algo que no es nada extraño, puesto que es una opción que se ha llevado a cabo en los principales mercados de España. Pero en Torrelavega, después de los cinco años de retraso, una vez finalizada la obra, “nos encontramos con una gestión nefasta del espacio, un pliego de condiciones difícilmente asumible y un resultado desolador, ya que nadie va a ocupar los puestos que tanto tiempo y dinero ha costado crear”.

Gómez Zamanillo denuncia que la obra ya ha ocasionado problemas, hasta el punto que los técnicos municipales han suspendido la recepción definitiva de la misma hasta que sean subsanadas las deficiencias detectadas. “Creemos en la Plaza de Abastos como un espacio céntrico, de referencia y una pieza clave para fomentar el comercio y el empleo en el centro de la ciudad –afirma Enrique Gómez- pero con las actuales condiciones, tanto de espacio como de precios y funcionamiento de la instalación, ya ha quedado claro que desde la Concejalía de Ferias y Mercados no se ha sabido hacer atractiva la propuesta”.

El concejal del Partido Popular lamenta que ante tales circunstancias, la reformada Plaza de Abastos ni va a crear empleo, ya que los parados del municipio no pueden optar a los puestos, ni va a fomentar el auge comercial del centro, puesto que los pocos empresarios que se han interesado por la licitación han visto imposible cumplir las condiciones requeridas para el nuevo espacio.

“Nos encontramos con que después de una reforma importante, de más de 200.000 euros invertidos, los puestos creados están vacíos. El concejal Jesús Sánchez y el resto del equipo de gobierno deben asumir la responsabilidad y aportar soluciones. Si después del gasto en la obra el espacio no es atractivo, parece claro que algo no se ha hecho bien”.

Además, según señala Gómez Zamanillo, si además el pliego de condiciones ignora la realidad de la ciudad y es incapaz de atraer a empresarios a la plaza de abastos, “no podemos hablar más que de una gestión nefasta” concluyó.

INCLUYE AUDIO




Twitter