Opinión


26/01/21

David Bossu

  1. La agonía de Aritz Solabarrieta

    Los procesos agónicos no tienen un tiempo límite pero dependiendo de la causa pueden ser cortos o largos. En el caso de Aritz Solabarrieta la angustia es más que evidente y que se está alargando en demasía es una autentica realidad. Sin embargo, el culpable no es el técnico vasco, sino la gente que cree sin ningún criterio futbolístico que es la persona adecuada para sacar adelante a un equipo hundido deportivamente.

    El lunes la Dirección Deportiva del Racing ratificó su continuidad en el banquillo verdiblanco. La reunión duró dos horas, y en dicha comisión hubo ya voces discordantes sobre su continuidad. No es un secreto que el máximo valedor del entrenador en estos momentos es José María Amorrortu. El responsable de estrategia deportiva parece empeñado en ver cosas que nadie acaba de entender.

    La plantilla no ha creído en ningún momento en Solabarrieta. Sus gestos, sus decisiones técnicas y sobre todo su carácter no ha calado en ningún momento en el vestuario santanderino. Pero mientras que Alfredo Pérez no baje el dedo pulgar todo seguirá siendo una agonía deportiva, y el Racing seguirá desangrandose paulatinamente.

    Ahora mismo en la primera plantilla es todo un despropósito, cada decisión que se toma es menos entendible. Ni ganando el siguiente partido sería una situación buena para el conjunto verdiblanco. El arreglo debe ser una respuesta eficaz y atajando el problema desde su raíz. Eso significa la destitución de un entrenador que sus números son muy pobres, y si con ello conlleva que Amorrortu tenga que dejar el club por la apuesta realizada sobre el técnico vasco tendrá que ser así, el mundo del fútbol no perdona.

    Los máximos responsables del club deben saber que dejando pasar en el tiempo los problemas no se van a solucionar. No puede ser que siempre sean los últimos en tomar las decisiones, ya pasó hace justo un año con José Luis Molina, no volvamos a caer en el mismo error una vez más. Está en juego una entidad de más de 100 años de historia y una referencia para toda Cantabria.

    Las constantes vitales del enfermo de momento no son del todo malas siempre y cuando no se le deje sin medicamentos. Los cirujanos tienen que abrir y buscar la solución para que no se muera el paciente que comienza a tener síntomas nada estables.

    La fe siempre mueve montañas, y la que procesa Alfredo Pérez y Pedro Ortiz a José María Amorrortu puede mover y hundir más abajo a la primera plantilla. Es como si el de Deusto fuera un profeta deportivo y tuviera hipnotizado a la propiedad y no hubiera más mundo que su opinión.

    En definitiva, otra semana más de sufrimiento y agonía en las instalaciones Nando Yosu por ver a un técnico que ni está ya ni se le espera, pero que por no se que razones le mantienen en un puesto que por mucho menos al anterior inquilino se le echó. ¿Bola de partido para el técnico vasco en Vitoria?. Teniendo como aval a Amorrortu nunca se sabe.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter

Galerías de fotos