Opinión


26/08/20

Onésimo Pérez

  1. Toros en El Espinar

    Por fin tuvimos toros en El Espinar, a pesar de que fueron descafeinados, a la ausencia de Enrique Ponce se unieron otros factores negativos como fue el escaso juego del ganado, echare mano del dicho al Rey lo que es del Rey y al César lo que es del César.

    La organización de la corrida fue ejemplar como así lo mandaron las normas sanitarias de la Junta de Castilla y León, a la entrada de la plaza se tomaba la temperatura corporal y se facilitaba desinfectante a todos los espectadores, se vigilaba que todo el mundo llevara puesta su mascarilla y se guardara el mínimo de distancia de seguridad, un diez para los componentes de protección civil que en todo momento procuraron que todo esto se cumpliera acompañando a los espectadores a su localidad.

    El resultado artístico de la corrida fue otra cosa distinta, antes de iniciarse el paseíllo y con todos los toreros como los que tomaron parte en la corrida guardaron un minuto de silencio en memoria de los fallecidos victimas del coronavirus, se leyó un comunicado reivindicativo en favor de la fiesta y se entonó el himno nacional por los músicos que entonaron durante todo el festejo bellos pasodobles.

    Sobre los toreros participantes muy poquito puedo decir, me quedo un buenísimo par de banderillas de “Azuquita” y tres naturales de Paco Ureña en el tercer toro, lo demás fue una corrida larga y aburrida protagonizada por los toros de Zalduendo que dejaron mucho que desear en presencia, casta, bravura emoción y movilidad y alguna cosita más. El mano a mano en el que se quedó la corrida me dejo ver un Paco Ureña distinto de la pasada temporada y a Toñete como se suele poner en las calificaciones escolares tengo que decir que no progresa adecuadamente, es verdad que los toros no fueron buenos pero en estos tiempos que corren donde existe un stoc de toros en el campo sin poder lidiarse se podría haber traído algo mejor.

    En cuanto al no actuante, Enrique Ponce, como sabemos toreó el día seis en el Puerto de Santa María donde tuvo un pequeño percance en su primer toro lo que no le impidió matar a su segundo, todos éramos optimistas y confiábamos poder verle el día ocho en El Espinar como estaba anunciado, la sorpresa salto el mismo día de la corrida en el apartado a las doce de la mañana, nos dicen que el cartel se queda en un mano a mano por la no comparecencia de Enrique Ponce al presentar un parte de baja por resentirse de dolores en su mano derecha.

    En mi opinión y sin cargar las culpas a la empresa ni al propio torero, sobre el parte facultativo sin embargo diré que es ilegal, primero fue extendido en Ubeda por un Fisioterapeuta y no por un médico colegiado, y en Ubeda????, en mi modesta opinión un Fisioterapeuta no está autorizado para extender un parte de baja, todo muy extraño.

    Por parte de la empresa tengo conocimiento de que la Junta de Castilla y León le obliga a realizar un reconversión de aforo que en un principio estaba prevista, con la consiguiente pérdida de localidades, todo muy extraño. Yo tengo mi opinión al respecto sobre este tema, no digo que sea la correcta, pero aficionados y no aficionados que estáis leyendo este artículo, suponeros que en lugar de estar vendidas escasamente 1.500 localidades se hubiera vendido tres o cuatro mil, creo que Enrique Ponce no se hubiera caído del cartel. Esto me demuestra que la vaca no daba leche para todos por tanto hay lo dejo...

    Pero ¿y quién son los verdaderos perjudicados?, los de siempre los aficionados mantenedores de este espectáculo y con los que no se cuenta  para nada, personalmente puedo dar fe del perjuicio que se ocasionó ese día a muchos aficionados y amigos venidos desde Santander, Valladolid y varios puntos de España que se encontraron con este panorama, esto es nocivo para la fiesta, lo miremos por donde lo miremos, es dar carnaza a los anti taurinos y no nos quejemos amigo Ponce, menos hablar y más mirar por la fiesta y por los aficionados.

    A la salida de este articulo a la calle ya estaríamos en vísperas de fiestas, nuestras fiestas más esperadas las del Stmo Cristo del Caloco que tristemente no vamos a poder vivir este año, las damas estarían repartiendo los programas a la puerta de una plaza del Ayuntamiento inundada por ese olor de alegría festiva, de gente agolpada esperando a recoger el suyo. No podremos subir a la ermita a por nuestro Cristo, no podremos venerarle en la iglesia durante nueve intensos días. Se va a echar mucho de menos el cohetón que anuncia el inicio de la semana grande, las verbenas con esas estupendas orquestas, y a mi sobrino Jorge vendiendo sus deliciosos bollos,  los quintos, las pandas, las damas. Una fiestas que nos las prometíamos muy felices según mis noticias el Ayuntamiento tenía previsto unas grandes fiestas con unos primeros encierros, pero lo que sin duda vamos a echar de menos son todas aquellas personas que nos han dejado por culpa de esta pandemia, otras se fueron demasiado pronto por otras circunstancias pero que siempre recordaremos y estarán siempre en nuestros corazones.

    Sería muy emotivo que la imagen del cristo luciera en los balcones durante la semana para que sintamos que está con nosotros. 

        Sto Cristo del Caloco tu que tienes el poder
        Haz que todo esto se acabe y que nos volvamos a ver.

    Cuando estas líneas estoy escribiendo desgraciadamente la enfermedad comienza a repuntar nuevamente, seamos conscientes y responsables, pongamos todos los medios a nuestro alcance para prevenirla porque la salud es lo primero.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter