Opinión


27/11/20

Iván Guerrero

  1. Repito, el debate no está en si un Estado debe tener o no el control de la educación

    Vamos a ver, lo vuelvo a repetir, para mi el debate no está en si el gobierno de un Estado debe tener o no el control de la educación el debate está en el tipo de educación que debe y debemos ayudar a impartir a nuestros hijos. Una educación atea, contraria a la unidad de la patria, en contra de España como unidad de destino en lo universal y que encima intenta sin descanso corromper las mente y el cuerpo del pueblo para o bien hacerlos máquinas productoras-consumidoras o simples bestias salvajes esa no es la educación que debemos recibir. La educación comienza desde casa, si, pero sigue con la colaboración estrecha del Estado y las familias para, entre otras cosas, poder potenciar los talentos naturales de cada individuo y ser útiles a la ''polis'' el día de mañana.

    El problema tampoco está en el Estado en sí el problema es quien dirige el Estado que, ante todo, su gobernante debe ser un ministro de Dios en la Tierra que sirva a Dios y servir a Dios significa defender y aplicar su ley cuidando así de paso de su rebaño y protegiéndolo de los lobos hasta la llegada de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. Porque el Estado no deja de ser más que una organización política que consta de unas instituciones creadas por el hombre como criatura social tendente a vivir en comunidad que es y así poder organizar la vida de la misma comunidad o ''polis'' lo mejor posible. Por ello siempre he dicho que el Estado no es el enemigo. Se puede convertir en nuestro enemigo cuando ignora la ley de Dios y no sirve a los intereses del pueblo llevándolo a su completa perdición pero entonces el pueblo debería exigir un cambio de política o levantarse contra el derribándole si fuera preciso por la fuerza. Un gobierno debe dirigir la educación pero teniendo siempre presente, por ejemplo en España, que todos los territorios españoles como las personas mismas que los conforman no se les puede homologar y educar igual pues cada uno es único e irrepetible.

    Los españoles deberíamos exigir en educación un programa educativo ''integral'' que sea moral (católico) y cultural al mismo tiempo recorriendo ambos caminos paralelos pues no puede sobrevivir una civilización sino se siguen impartiendo y manteniendo de forma rigurosa unos principios morales sólidos e inmortales. Eso debería exigir la gente no si el gobierno de la nación debe intervenir o no en la educación del pueblo.

    Otra de las cosas que más gracia me hacen también es que se lleva atentando contra el castellano y persiguiéndole durante décadas dentro de las ''taifas'' autonómicas, ¿y ahora nos sorprenden leyes para una especie de nuevo impulso para la persecución del castellano?. Hace décadas se puso al mismo nivel el castellano con las otras lenguas dándose el nombre nada menos que de ''cooficiales'' cuando sólo debería haber una lengua oficial en España, el castellano, la lengua del Imperio, y las demás simplemente toleradas sin llegar a ser por supuesto perseguidas.

    Resumiendo. Si hay en España una verdadera democracia que no puede ser otra que la orgánica lo que significaría para empezar el fin de la partitocracia junto con los caciques en provincias y el pensamiento de un gobierno va por donde he dicho más arriba a mi la verdad que no me da miedo ni me quejaría de que el Estado sea el que controle e imparta la educación.

Más artículos de Iván Guerrero

Histórico de artículos de Iván Guerrero

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter

Galerías de fotos