Opinión


19/07/18

Iván Guerrero

  1. La Unión Europea, un proyecto..., ¿muerto desde el principio?

    Como era previsible, la corriente de rechazo contra la UE se está extendiendo por toda Europa. 

    En Europa hay una gran y rica variedad de lenguas, tradiciones y costumbres históricas, pero, aún así, fuimos metidos todos hace años como con un calzador en la Unión Europea. El nexo más fuerte entre nosotros es la religión cristiana, y encima se la quieren cargar. 

    Que me digas, crear, como debería hacerse, una organización iberoamericana, para convertirse en un ''contrapeso'' beneficioso para el mundo, lo entiendo pues nos vinculan, lengua, costumbres, cultura en general, pero, ¿una ''Unión Europea'' como esta, con tan gran diversidad de culturas dentro del continente?, no tenía apenas sentido y menos si se las quería preservar.

    Mejor sería una colaboración de los países europeos a nivel comercial (¿una nueva Comunidad Económica Europea?), e incluso, cuando las habría, limar asperezas las naciones mediante Congresos, es lo que se debería haber hecho.

    Ahora, si se quería crear con el tiempo una especie de ''Nación-Continente'' con Europa, y también el planeta dividido en esas  ''Naciones-Continente'', para luego también acabar con ellas a su vez y así traer el gobierno totalitario mundial, sin duda, iban por buen camino para conseguirlo. Yo creo, que ese era el plan para Europa desde el principio, ¿hecho por quien?, pues por los de siempre, la criptocracia luciferina, ¿quien sino?, de ahí, entre otras cosas, la persecución del cristianismo dentro de el. A la UE todavía, que yo sepa, no la he visto, ni oído criticarlo, ni sobre todo combatirlo, nunca.

    ¿Que no se creen eso de lo de la ''Nación-Continente''?, pues, fíjense, tenemos una bandera europea, un parlamento, un banco, un tratado que abre de par en par las fronteras entre países europeos (tratado de Schengen), ¡hasta un himno!, si eso no son claros indicios de pretender hacer de Europa una ''nación'', ¡que baje Dios y lo vea!.

    Pero, no hacía falta ser muy listo, para darse cuenta en su día de que, a la larga, no podía funcionar una organización supranacional como esta Unión Europea, pues para conseguir una verdadera ''unión'' de los países europeos, debían (y deben) destruir previamente la idiosincrasia de esas mismas naciones, interviniendo la criptocracia con ello a través del gobierno de la UE en su política interna, controlando previamente sus instituciones, para lograr una homologación de todo. Así, encajarían mejor las ''piezas'' (países). De cajón, vamos.

    Luego que ahora les sorprenda a algunos por ahí de que la UE haya estado (y está) poco a poco y sibilinamente acabando con las sobreranías de los países durante todos estos años, provocando horribles deudas económicas, introduciendo ingenierías sociales e incluso inmigrantes ilegales de forma masiva en el continente para conseguirlo, es de una total inocencia. 

    Y, como dije más arriba, no me creo para nada eso de que los ''padres fundadores'' de la UE, no previeran lo que está ocurriendo hoy día con esta organización o, como también he oído, que no lo hubiesen permitido. Sabían perfectamente lo que estaban creando y también las consecuencias que acarrearía a Europa.

    Por cierto, un dato, se dice que Jean-Claude Junker, el presidente de la Comisión Europea, ¡elogia a Kalergi!, ese del supuesto plan de traer africanos y asiáticos a Europa para destruir la raza blanca y dominar el continente, gobernado luego este por una especie de ''raza judía superior'', (así la llamaba el). Además,  le tiene considerado como el ''fundador de Europa''. Tela marinera...  

    Ahora mismo, nuestra misión debe ser el de proteger la rica variedad histórica cultural europea. Es necesario, para sobrevivir las naciones, que deben ser un baluarte, y con ello, la libertad de los pueblos europeos frente al ataque de la criptocracia mundial luciferina.

Twitter