Opinión


12/12/20

David Bossu

  1. 'Tuto Sañudo'

    Los años pasan volando, parece que fue ayer cuando José Antonio Sañudo más conocido como “Tuto Sañudo” debutó allá por el año 1.971 en el Barquereño para pasar posteriormente al equipo dependiente del Racing, el Rayo Cantabria. Nació en Serdio, un pueblecito que no llega a 200 habitantes. Desde sus inicios futbolísticos siempre se supo que su carácter y liderazgo en el terreno de juego iba a ser su identidad.

    El trabajo, y sobre todo la manera de entender el racinguismo, siempre le ha llevado al cariño y respeto por toda la afición verdiblanca. Como jugador fue un futbolista de antaño, de esos que en la antigua Tribuna Principal de los viejos Campos de Sport gustaba. Tuto, era de esos deportistas que por sentimientos y por profesionalidad, moría en un terreno de juego deportivamente hablando.

    Es el tercer jugador que más partidos ha disputado con la camiseta verdiblanca en Primera División, por detrás de Pedro Munitis y José Ceballos. Consiguió como fútbolista en el Racing tres ascensos y tres descensos.

    Casi con toda seguridad el de Serdio, sea con toda posibilidad uno de los emblemas del racinguismo que no haya salido por la puerta de atrás. En esta tierruca nuestra somos muy dados a no saber estar a la altura en estas situaciones. Pero Tuto es diferente, él fue quien cerró la puerta a los chorizos y tomó el mando de la institución cuando estaba a punto de desaparecer, y eso la afición lo sabe y siempre estará eternamente agradecido.

    Sañudo como todas las personas de su edad, ya necesita un descanso merecido, y vivir la vida de una forma diferente. Ahora es el momento de que heredemos ese racinguismo que él tanto apostó y sintió. Una de las principales virtudes que ha tenido, y tiene durante su vida, es que no ha dejado enemigos por el camino, es imposible, ya que su manera de entender la vida siempre ha sido positiva y sin ningún rencor.

    Solo hace falta tomarse un café por la mañana en las Instalaciones Nando Yosu con él, y uno sabe y entiende al instante que enfrente hay una persona noble. Esa generosidad siempre ha estado y estará como una seña de identidad imborrable. No obstante, Tuto está encantado porque su jubilación está más que ganada, ahora le toca vivir con Tere al calor de su hogar, y disfrutar de los réditos que durante su vida de trabajo ha merecido tener.

    Esperemos tener noticias en breve del Racing, para poder rendir el homenaje que merece una persona como Tuto Sañudo, esperemos que el club –así me consta–, ya esté trabajando para rendir un merecido reconocimiento que tanto merece.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter

Galerías de fotos