Opinión


31/03/21

David Bossu

  1. La pólvora está mojada

    La pólvora fue inventada en china para fabricar fuegos artificiales. Se puede definir como una mezcla que es deflagrante y que se utiliza como propulsor de proyectiles, (en este caso que nos ocupa de balones de los jugadores atacantes). Los delanteros del Racing no acaban de convencer ni de tener unos números a la altura de los objetivos que se marcó el equipo. Es como si tuvieran todos los miembros que han pasado en este año por el club santanderino la pólvora mojada que no sirve para nada y que no se puede usar. Esperemos que el Racing en esta segunda fase tenga a un Alcañiz, el vasco fue el único artillero que humilló al ejercito de Napoleón.

    Para que un equipo cumpla con claridad los objetivos marcados, siempre es necesario tener a un delantero referencia, y que tenga unos números y unas estadísticas de sobresaliente, así será todo más fácil. Posiblemente un déficit que hayamos tenido seguro hasta ahora es que ningún jugador específico en esa demarcación ha sido vital para los intereses del cuadro cántabro. No es cuestión de señalar a nadie, pero si de informar y opinar.

    Los máximos artilleros que han conseguido materializar los goles en el Racing han sido: Cedric y Jon Ander Pérez con cuatro dianas ambos. Números que están muy lejos de un rendimiento óptimo y exigible para un equipo como el verdiblanco. Siendo un poco más polilla podíamos decir que estos dos jugadores tienen por delante, y con los mismos goles materializados a más de 20 futbolistas de la misma categoría, dato escalofriante sin duda alguna. Asimismo, por ejemplo el delantero cedido por los santanderinos al Portugalete Mario Musy, ha sido capaz de marcar cinco goles, uno más que los racinguistas.

    Es cierto que aún nos queda por disputar un partido en esta primera fase ante la SD Amorebieta, pero los números son bastante claros. No se trata de dejar mal a los atacantes del club cántabro, pero la realidad es la que es, y no hay otra. Parece a veces incluso gafada, porque Adrián Balboa, que tan sólo materializó una diana en su primer minuto de juego con la elástica racinguista no volvió a oler nada. Sin embargo, cuando ha regresado a Argentina lleva dos goles en dos partidos diferentes.

    Por otro lado, es cierto que la llegada de Luan Capanni no ha sido nada del otro mundo y no ha aportado mucho en los minutos que ha tenido. Nos vendió su representante que era como Ibrahimovic en rápido, pero de momento no hemos visto esa versión. Otro caso que tampoco pudo triunfar ha sido Javi Sivero que salió por la puerta de atrás. De igual manera, Cedric vino con la vitola en verano de ser el delantero top y aún el nigeriano no ha conseguido la regularidad necesaria. Por otro lado, Jon Ander no ha sido ese “jabalí” que tanto encandiló a la grada del Sardinero. Posiblemente haya sido por las lesiones, pero el vitoriano no está a su mejor nivel.

    En resumen, una de las claves para que el Racing no pase dificultad alguna en la segunda fase es que la artillería tenga buenas armas y que sus municiones no estén caducadas ni mojadas como la pólvora que no tiene utilidad. Los artilleros habrá que exigirles que den en el blanco de su miras para poder conseguir sin sobresaltos el estar la temporada que viene en la Liga 1RFEF.

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter

Galerías de fotos