Zuloaga destaca la importancia de promover entre los jóvenes el conocimiento del patrimonio religioso de Liébana a través de 'Run for heritage'

18/10/21


El vicepresidente en la salida de la prueba en el Centro de Estudios Lebaniegos. (Foto: Silvia Bouzo)

El vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ha dado esta mañana la salida en Potes a la primera de las siete pruebas que integran la iniciativa ‘Run for heritage’ (Corramos por el patrimonio), dirigida a promover el conocimiento del patrimonio religioso de Liébana entre los jóvenes.

De los cerca de 300 escolares que participan en esta iniciativa, en la primera actividad de hoy han intervenido 65 alumnos del 5º y 6º de Primaria del Colegio Concepción Arenal de Potes, que han recorrido en bicicleta el trayecto desde el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes hasta el Monasterio de Santo Toribio.

Tras destacar el carácter pionero de esta iniciativa en Europa, el vicepresidente ha puesto en valor la importancia de concienciar sobre el valor cultural, identitario y social que representan estas edificaciones.

También ha considerado “fundamental” conservar este patrimonio cultural y se ha referido al papel de las administraciones para rehabilitar y reutilizar estos bienes.

En relación con este patrimonio, el vicepresidente ha señalado que algunos de estos edificios han mantenido su carácter religioso original y otros se han transformado en punto de encuentro o reunión como centros sociales o cívicos.

Así, ha comentado que la antigua iglesia de San Vicente se ha transformado en el actual Centro de Estudios Lebaniegos; el antiguo Convento de San Raimundo es hoy la sede del Ayuntamiento de Potes; y que la sede de los servicios sociales de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia y del Grupo de Acción Local, es otro de los edificios del patrimonio cultural religioso que ha readaptado su espacio a un nuevo uso.

Por su parte, otras edificaciones, como el monasterio de Santo Toribio, las ermitas de Santa Catalina y San Miguel o la iglesia de Potes, forma parte del patrimonio cultural que mantiene su uso religioso.

La directora del Centro de Estudios Lebaniegos, Pilar Gómez Bahamonde, también se ha referido a la importancia de dar a conocer a los jóvenes el patrimonio arquitectónico religioso de Cantabria, haciendo especial hincapié en la protección de estas edificaciones para que permanezcan para las futuras generaciones.

Junto al Centro de Estudios Lebaniegos, en esta iniciativa colaboran las Direcciones Generales de Juventud, Deporte y Patrimonio Cultural del Gobierno de Cantabria.

Al acto celebrado hoy, también han asistido representantes de las corporaciones municipales de Liébana, del Colegio Rural Agrupado de Educación Infantil y Primaria (CRA) de Liébana, de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Liébana y Peñarrubia, de los Servicios Sociales del Nansa, de la Asociación Deportiva Torrecerredo, de la comunidad franciscana y de la organización ‘Future for Religious Heritage’.

Corramos por el patrimonio

El objetivo de esta iniciativa se centra en concienciar a los jóvenes sobre el importante patrimonio cultural religioso existente en Cantabria.

Para ello, cerca de 300 escolares del CEIP Concepción Arenal de Potes y de los Colegios Rurales Asociados (CRA) de Liébana y Peñarrubia participarán en siete actividades organizadas para dar a conocer la historia y la riqueza cultural de estos bienes.

Además de la prueba celebrada hoy, ‘Run for heritage’ tendrá continuidad el próximo jueves con los alumnos del CRA de Liébana y Peñarrubia, que participarán en un recorrido entre la ermita de Santa Catalina, el monasterio de Santo Toribio y la ermita de San Miguel, con una carrera por el patrimonio. 

La siguiente actividad, que se celebrará el 8 de noviembre, contará con la participación de miembros de las asociaciones Viviendo de Liébana y sus homólogos de la comarca del Nansa del grupo Cosechando Ilusiones, que integran a personas con discapacidad.

Tanto los alumnos como los respectivos centros escolares recibirán un certificado de su participación en esta iniciativa por parte de la organización ‘Future for Religious Heritage’ de la que Cantabria es miembro. Además, a su llegada al monasterio de Santo Toribio, y cumpliendo con el último tramo del Camino Lebaniego, los participantes recibirán con su nombre una Lebaniega, que acreditará haber realizado la peregrinación.

En cada uno de los enclaves de estas siete pruebas, que se desarrollarán hasta final de año, se realizarán actividades para conocer mejor el entorno y el patrimonio.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter