Opinión


01/09/16

Rafael Cabrera

  1. Estadística de Asuntos Taurinos

    Llevaba tiempo queriendo escribir acerca de los datos que reflejan la última de las encuestas de hábitos culturales de los españoles, con relación a los espectáculos taurinos. Prioridades de distintas índoles han ido posponiendo mi intención hasta que, finalmente, me he decidido a ello.

    No se asusten, no voy a comentarles todo lo que en el documento 2011-2015-Estadística de Asuntos Taurinos-Síntesis de resultados, se incluye. Para ello ya hubo quién los comentó con bastante acierto en el Aula de Tauromaquia de la Universidad CEU San Pablo, este pasado curso (me refiero a Ricardo Fuentes, ex presidente de la Peña Los de José y Juan).

    Tan sólo, y porque me preocupa, por una parte, y me gratifica enormemente, por otra, me referiré a algunos de los hábitos culturales de la subpoblación compuesta por quienes acudimos a los espectáculos taurinos de cualquier tipo.

    Siempre se ha dicho que el público que asiste a los toros, a las corridas, es casposo, inculto, bárbaro, zafio, criminal, e incluso, según las opiniones podemitas más al uso, pueblerino e iletrado.

    No voy a recordarles lo que de ello, de esta falta de cultura, sensibilidad, civismo y urbanidad han opinado tantos ilustres pensadores, ensayistas o escritores –recientemente hemos publicado dos interesantes escritos sobre la Condesa de Pardo Bazán y Julio Camba-, porque también ha habido quien los ha glosado (me estoy acordando, como tantas veces, del magnífico libro de Rosario Cambria, Los toros: Tema polémico en el ensayo español del siglo XX, Madrid, Gredos, 1974). Los argumentos se multiplican, y ya se multiplicaron antaño, en contra de semejante estulticia.

    No, vamos a fijarnos, tan sólo en el último y muy revelador cuadro que se incluye en las Estadísticas que ha publicado la Subdirección General de Estadística y Estudios, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. Allí figuran, comparándolos con los datos que se refieren a la totalidad de los españolitos de a pie, mayores de 15 años, unas cifras harto esclarecedoras.

    Un 39,4% de los españoles acudieron a Museos, exposiciones y galerías de arte en el periodo 2014-15 analizado, así en conjunto. Es curioso como la subpoblación que asiste a los espectáculos taurinos lo hizo en ese mismo periodo en un 49,8%, diez puntos y medio por encima de la población general. Buena prueba de su incultura, intereses y hábitos culturales. Si nos centramos en los que asistieron a corridas de toros, novilladas y rejones, el porcentaje de los que entre ellos acudieron a museos, exposiciones o galerías se eleva aun más, hasta el 52,8%, esto es trece puntos y medio porcentuales por encima de lo que hizo el conjunto de la población española en ese periodo, y entre los que asistieron a otros espectáculos taurinos sigue estando por encima de la media nacional: el 47%, ocho puntos más que el conjunto español. Si nos fijamos, uno a uno, en los datos referidos a visitas a museos, visitas a exposiciones o a galerías de arte, en cualquiera de estos grupos, y entre los taurinos en general, los porcentajes siempre son más elevados que entre el conjunto de la población nacional. Y lo mismo pasa si nos fijamos en los que asistieron a festejos mayores o a otros festejos menores y populares. No hay indicador, ninguno, que ande por debajo de la media nacional, ¡fantástica incultura! Los que fueron a espectáculos mayores incluso superan en diez puntos (el 43%) a los que visitaron museos entre la población general.

    Examinen con detalle los datos, por favor.

    El siguiente epígrafe lo constituye la visita a Monumentos y Yacimientos. El conjunto nacional lo hizo en un 42,8%; los aficionados a la tauromaquia que asistieron a festejos en 2014-15 (y sólo ellos, no los aficionados que los vieron por TV, o los que siguieron su acontecer por medio de la radio o la prensa, o los que les gusta la misma aunque no acudieran a ningún festejo en ese periodo) lo hicieron en un 55,1%, doce puntos y medio porcentuales por encima de la media española. Este porcentaje se eleva, entre los que fueron a corridas, novilladas o rejones, hasta el 58.6%, esto es, un 16 por ciento superior a la media nacional.

    Se preocuparon por acudir a Archivos, con fines sin duda de investigación, ya que por sí –se lo aseguro- no se va con fines lúdicos porque no son muy recreativos, un 5,6% de los españoles mayores de 15 años. Entre los asistentes a los toros en general, el porcentaje se eleva hasta el 7,4%. Suficientemente ilustrativo, ¿no?

    ¿Y a Bibliotecas, cuántos españoles dicen haber ido a alguna? Pues un 25.6% -me lo creo porque me lo cuenta el Ministerio, no por otra cosa-, pero entre los asistentes a espectáculos taurinos el porcentaje es superior: un 30,4%, lo que prueba que también aquí los aficionados tienen más interés en ello.

    Centrémonos, como lo hace la estadística a continuación, en la Lectura (uno puede acudir a la Biblioteca, es cierto, a ver una exposición o a acceder al préstamo de una película o a alguna otra actividad cultural). Los españoles reconocen haber leído –cualquier tipo de libro- en un 62,2% (que ya es, porque un 37,8%, por tanto, no posó sus ojos en las páginas de libro alguno entre 2014 y 15). Pues sí, una vez más, los aficionados superan esa media, alcanzando el 65,8% de los que asistieron a algún espectáculo taurino, y el 67,8% de los que fueron a corridas, etc.

    Incluso, los aficionados, ¡pobres pueblerinos anclados en la ruralidad decimonónica…!, accedieron más que la media nacional a libros en formato digital, un 18,4% (un 18,8% de los que asistieron a corridas…) frente a un 17,7% de los españolitos en conjunto. Y les preocupó más leer sobre su profesión que la media, un 32,8% frente al 29% de los españoles en conjunto… ¡casposidad intelectual, sin duda!

    En cuanto a la asistencia a Artes Escénicas o Musicales, nuevo superávit a favor de los aficionados: un 57,7% asistieron a alguno de estos espectáculos (58,8% de los que fueron a corridas…), frente al 43,5% de los españoles de cualquier tipo. ¡Un catorce y pico por ciento más!

    Pero sigamos por esta senda: al Teatro asistió un 23,2% de los españoles, y un 31,2% de los aficionados; a la Ópera casi duplicamos la población asistente: un 2,6% de los españoles y un 4,6% de los aficionados; a la Zarzuela ni les cuento, el 1,8% de los españoles frente al 4,4% de los taurinos, dos veces y media más; al Ballet/Danza, un 7% de la población, frente al 10,3 de los aficionados; y al Circo (incluye al Circo del Sol y similares) –por cierto, muy mal visto por la nueva secta podemita-, un 7,7% de la población y el 13,7% de los taurinos.

    Otro tanto ocurre con las Artes Musicales, un 29,2% de la población acudió a algún concierto, frente al ¡40,9% de los aficionados! No, pero su analfabetismo musical seguro que sólo hace que los aficionados acudan a espectáculos de chunda-chunda, folklóricos o a conciertos de charanga y trompa… Pues va a ser que tampoco. Un 12,2% de los aficionados fue a oír Conciertos de música clásica frente al 8,6% de los españoles en conjunto. Y en cuanto a Conciertos de música actual el 24,5% de los españoles se ve superado por el 34,7% de los taurófilos (un 38,3% de los que asistieron a otros espectáculos taurinos). No hay nada que rascar por ahí.

    Pues será con el Cine; será ahí donde los españoles no taurinos superen a los taurófilos, digo yo… Pues tampoco, y eso contando con el cine español… Un 54% de la población en su conjunto asistió a alguna proyección en este periodo… frente al 58,7% de los aficionados (un 59,3% de los que fueron a corridas de toros…).

    Todo ello, y por favor, hagan el esfuerzo mental preciso… ya que son muy capaces a la vista de los resultados, contando con que entre la población general también estamos los aficionados a la tauromaquia en cualquiera de sus vertientes. Si no, si nos excluyeran de la población en su conjunto, las diferencias serían aun mayores. Esto es, el que también estemos los aficionados en el grupo de la población general eleva sus hábitos culturales en absolutamente todos los parámetros analizados, y si nos sacaran del conjunto, esos porcentajes serían bastante inferiores.

    Habría que hacer lo mismo, digo yo, con los antitaurinos y comparar… Pero de eso tendría que ocuparse el Ministerio de Incultura, por crear, pero, eso sí, en el horizonte, porque la Tauromaquia ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Español por ley

Twitter