Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León piden a la Unión Europea que escuche su postura común sobre la problemática del lobo

18/05/22


El consejero, en el momento que hace entrega de la carta al comisario europeo de Medio Ambiente (Foto: Oficina de Comunicación)

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha viajado hoy a Bruselas para entregar a los comisarios de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginjus Sinkevicius, y de Agricultura, Janusz Wojciechowski, la carta que ha elaborado de manera conjunta con sus homólogos de Asturias, Galicia y Castilla y León para solicitar a la Unión Europea que establezca criterios homogéneos a nivel supranacional para modular de manera adecuada la conservación del lobo con la lucha contra el despoblamiento, la conservación de la biodiversidad y la producción de alimentos de calidad en el medio rural.

En representación de las cuatro comunidades autónomas que albergan la mayor parte de la población de lobo en España, Blanco ha trasladado la postura de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León ante la problemática del lobo en España y trasladarles la necesidad urgente de mantener un encuentro presencial de manera conjunta, ya sea en alguna de las cuatro autonomías (Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León) o en la sede de la Comisión Europea en Bruselas.

“No vamos a darnos por rendidos con esta problemática”, ha subrayado Blanco, quien ha recordado que los daños de los lobos sobre el ganado extensivo “empiezan a ser insoportables ya en algunas zonas al norte del río Duero” y ha presagiado que “las muertes irán a más, desgraciadamente”, dado el grave peligro que corren los animales de bovino, equino, ovino y caprino que han iniciado en esta época del año la subida a pastos sin ningún tipo de protección ante las amenazas de la creciente población de lobos y la imposibilidad realizar los controles poblaciones desde que este especie fue incluida el año pasado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

“No queremos acabar con los lobos, pero necesitamos controlar la especie para que nuestros ganaderos puedan seguir viviendo y sus animales dejen de morir todos los días”, ha afirmado Blanco, quien ha recordado que el año pasado más de 1.400 reses murieron por ataques de lobo en la Comunidad Autónoma.

Por todo ello, ha considerado necesario la intermediación urgente de la Unión Europea para recuperar el consenso y el diálogo que siempre ha caracterizado las relaciones entre las comunidades autónomas, como responsables de la conservación y gestión directa de la especie del lobo ibérico, y el Estado, con competencias en materia medioambiental.

Asimismo, han reclamado que se salvaguarde el espíritu de colaboración institucional en la cogobernanza a todos los niveles administrativos, “buscando acuerdos con las entidades locales y los sectores afectados por las decisiones que se tomen y que han de estar siempre basadas en los mejores datos disponibles”.

De igual modo, han destacado la necesidad de buscar consenso y participación en la toma de decisiones, lo que, en su opinión, “forma parte del núcleo de la gestión eficiente de los territorios y de los valores naturales y culturales que atesora”.

Blanco ha trasladado a Sinkevicius y a Wojciechowski la preocupación del sector ganadero de Cantabria y del resto de comunidades autónomas que albergan a la mayor parte de la población de lobo en España ante “la situación de absoluta inseguridad jurídica que hace que los ganaderos estén criando ganado para que sea alimento para otras especies”.

Blanco aprovechado para volver a reclamar al Gobierno de España que “deje de avasallar” al sector ganadero con medidas como la de sobreproteger a una especie, el lobo, que ya cuenta con protección, tanto en Cantabria como en España.

En este sentido, ha recordado que los exhaustivos informes científico-técnicos elaborados por las cuatro comunidades autónomas demuestran que “el lobo al norte del Duero disfruta de um estado de conservación favorable”, ya que tanto la evaluación de la dinámica de las poblaciones como el área de distribución y la calidad del hábitat para la especie “resulta a todas luces favorables”, lo que, em opinión de Blanco, “hace incomprensible la decisión del Ministerio de incluir el lobo en el LESPRE”.

Por otra parte, el consejero Blanco ha mantenido un encuentro con el consejero principal de la Dirección General de Agricultura y Medio Rural de la Comisión Europea, Diego Canga, para analizar el potencial de la producción ecológica en Cantabria y los distintos instrumentos que ofrece la Unión Europea para poner en marcha estas políticas.

También se ha reunido con la jefa de unidad de las zonas rurales y networking de la Dirección General de Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Antonia Gámez, para analizar los instrumentos comunitarios que existen para el desarrollo de proyectos que pueden favorecer y fortalecer el desarrollo rural, así como las iniciativas desde el punto de vista de la tecnología, la digitalización y el desarrollo de redes de conexión que existen entre diferentes actores en los diferentes estados miembros de la Unión para conocer experiencias y soluciones a necesidades comunes que se están planteando en distintos estados miembros.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter