El Racing no da el nivel en la Copa Federación

27/10/21


Foto: David "Bossu"

Una de las grandezas del fútbol es no saber cual es el destino y el futuro de cada equipo. Cuando se hacen las cosas bien no tienen porque salir todo a la perfección. Sin embargo, si se hacen mal tienes un alto porcentaje de acabar haciendo el rídiculo. En este deporte las ideas hay que tenerlas claras, y sobre todo tener respecto por lo que se hace. Es cierto, que si en este deporte se mueve tantas masas es porque no hay un rival pequeño y que salir a medio gas al final se acaba pagando.

En la vida está todo prácticamente inventado, y en este deporte también. Comenzar como lo hizo Romo con Camus por la derecha y Harper por la izquierda ya iba a ser un indicador que las cosas se podían complicar. Es cierto, que el técnico madrileño le duró el experimiento tan sólo 10 minutos. La gaseosa se tiene que servir en los entrenamientos y no en los partidos que aunque no sean de liga tienen una relevancia especial como este.

El Racing desde el comienzo no se sintió nada cómodo, es más, daba la sensación que varios jugadores que comenzaron de inicio en este partido no estaban ni para jugar el torneo de solteros contra casados. Hay un tópico en el fútbol que dice: en una plantilla no hay titulares ni suplentes. Pues bien, en este equipo si existen suplentes porque han sido incapaces de poder llamar a la puerta. Muy poco se puede destacar en un encuentro que tan solo Marco Camus y Miquel Parera hicieron cosas diferentes al resto de sus compañeros.

El primer gol fue un regalo defensivo en el que no estuvieron contudentes la zaga verdiblanca. Con ese tanto al Racing no le quedaba otra que adelantar las líneas, por ello, pasaron seis minutos, y Marco Camus hizo una bonita jugada por la banda izquierda, en la que puso un auténtico caramelo y Manu Justo de cabeza, en el segundo palo remataba a placer consiguiendo la igualada en el marcador.

El gol encajado les suposo a los vizcaínos creer en su posibilidades, y comenzar a ser muy superiores a los cántabros con varias ocasiones de gol, en las que Parera estuvo magistralmente, evitando que la tragedia fuera a más. Pero estaba claro que no era el día de las buenas decisiones, y en una acción toltalmente innecesaria por parte de Harper el árbitro señalaba un claro penalti realizado por el jugador racinguista. Dicha jugada dejó retratado la decisión de Romo de alinearle, ya que se demostró que aún este futbolista no está para competir. La pena máxima la anotaba Luisma y volvía a poner por delante al cuadro vasco.

Si la primera parte fue horrible, la segunda fue la impotencia absoluta de un equipo que no tenía claro en ningún momento nada. No había jerarquía, los fútbolistas no encontraban las llaves para poder abrir las puertas del buen juego. Era todo muy extraño, tanto era que en el descanso el técnico racinguista realizó tres cambios, pero aún así no dieron los resultados apetecibles.

El Racing era un equipo plano, en el cual, sus constantes vitales no eran buenas, las sensaciones volvían a recordar a ese equipo timorato y vulgar que no acaba de convencer a nadie. Romo comenzó a sacar a toda su artillería con Cedric y Soko en el campo, pero nada. Su entrada no fue la vacuna perfecta para mejorar un juego, en el cual, cada vez los santanderinos se surmegían más en la vulgaridad.

A medida que avanzaba la segunda parte las soluciones cada vez se antojaban más complicadas, el fracaso comenzaba asomarse por todos los lados del tapete del Sardinero. La gente comenzaba a ponerse nerviosa y el juego del equipo cántabro cada vez ofrecía más dudas. El final del partido fue esperpéntico. No tiene justificación ninguna caer eliminado de la Copa Federación ante un rival como el Leoia. En definitiva, se ha fracasado en la Copa Federación, esperemos que sea el único fracaso de esta temporada.

FICHA TÉCNICA

RACING: Parera; Ceballos (Jorrín, 46'), Mantilla, Juan, Isma López; Tienza (Cedric, 65'), Sergio Marcos; Harper ((Bustos, 46'), Manu Justo, Camus (Soko, 65'); y Carlos Castro (Borja Domínguez, 46'). SUPLENTES: Lucas Díaz (ps), Pol Moreno, Bobadilla, Satrústegui, Simón, Bustillo, Dani González.

LEIOA: Llorente; Sergio López (Larrauri, 84'), Etxebarría, Galarza, Estívariz; De Eguino (Cabanas, 84'), Huidobro; Luisma (Herreros, 76'), Izan Gutiérrez (Chopi, 76'), Infante; y Marcos Yániz (Galder, 70'). SUPLENTES: Mandaluniz (ps), Artabe, Bonilla, Antón, Quintana y Uberuaga.

ÁRBITRO: Miguel Sesma Espinosa, del comité riojano. Amonestó a Izan Gutiérrez (55'), Galder (86''), Juan (90')

GOLES: 0-1 (23') Yániz, solo en el punto de penalti. 1-1 (29') Manu Justo remacha de cabeza en la línea de gol un centro de Camus. 1-2 (38') Luisma transforma un penalti cometido de manera inexplicable por Harper.

ESTADIO: El Sardinero, 3243 espectadores.

Crónica: David "Bossu"




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter