Al Racing le bastaron 3 minutos para ganar

13/03/21


Foto: Real Racing Club

El mundo del fútbol en una semana estás arriba y en otra estás abajo, en esta semana al cuadro cántabro le ha tocado la cara de este deporte. Y es que lo que hace una semana todo era negro y pesimismo en el entorno verdiblanco, en esta es todo lo contrario. El sueño en estos momentos de poder estar entre los tres primeros está latiendo con fuerza, aunque aún está complicado, hoy se ve de otra manera todo.

PRIMERA PARTE

El partido comenzaba con una novedad en el cuadro santanderino que nadie contaba con ella. Solabarrieta intentaba dar la sorpresa desde el inicio del choque con un claro cambio de sistema al empleado en los últimos partidos. Era una auténtica sorpresa el 4 4 2, no cabe duda que el técnico del Racing arriesgaba desde el principio en este choque. Los primeros instantes los cántabros hacían una presión alta en campo contrario con los dos puntas como referencia.

Los locales querían más el balón que los verdiblancos. El juego del Real Unión tenía una intención clara de hacer daño en una circulación rápida al Racing. Este año el equipo el equipo blanquinegro tiene clara su identidad y propuesta y eso se notaba en esos compases de partido. Los de Solabarrieta cada vez tenían más claro que para hacer daño a los vascos tendrían que ser a base de contras con mucha velocidad.

No cabe duda que uno de los mejores jugadores del Racing este año es Álvaro Bustos, se atreve con todo, y en una jugada denominada “cremita de la buena”, intentaba hacer una genialidad en un disparo casi en el centro del campo escorado a la izquierda, que casi cogía puerta y sorprendía al cancerbero local. La igualdad era una evidencia a medida que avanzaba el choque ya que ambas escuadras se tenían mucho respeto. No había un claro vencedor en la sala de maquinas del verde del Stadium Gal.

En el minuto 29 Llamas ponía el susto en la expedición cántabra en un centro que cogía veneno y el travesaño era el gran aliado en esta ocasión de Lucas Díaz. El encuentro no tenía vistosidad, es cierto que los visitantes lo que buscaban en su juego era la eficacia, por ello, renunciaban a ofrecer un juego de dominio y de mando en plaza. En el tramo final de la primera parte el partido cogió tintes de conformismo de ambos equipos y eso se notó en exceso en el juego ofrecido. Sin embargo, antes de que los jugadores cogieran camino al tunel de vestuarios hubo un penalti claro por una mano de Jagoba Beovide que el árbitro no consideró oportuno señalarlo.

SEGUNDA PARTE

Simplemente al conjunto cántabro le bastó con salir fuerte en este segundo tiempo para poder dar un golpe de autoridad en el partido. En el minuto 49 una jugada por la banda izquierda de Traver centraba al área y encontraba a un inspirado Soko en el segundo palo para poder batir al cancerbero vasco. El Racing conseguía ponerse en el marcador siendo pragmático y sobre todo siendo eficaz en el juego. La efectividad llegó a su máximo apogeo cuando en la siguiente jugada de ataque un pase por dentro de Cedric a Riki realizaba este último un disparo desde fuera del área para marcar el segundo tanto para el cuadro santanderino.

El conjunto verdiblanco tras este inicio apabullante en cuanto a la eficacia de cara a gol, fue aún más efectivo en cuanto a su manera de jugar. El míster visitante lo tenía claro desde el comienzo, hoy los jugadores con músculo iban a ser su apuesta. Gerson y Nana saltarón al terreno de juego para poder poner la fuerza necesaria al partido. El cambio de sistema al 5 4 1 era un discurso que hacía afrontar a los futbolistas racinguistas una realidad bien clara.

El Real Unión de Irún lo intentaba pero no ponían en demasiados aprietos a una defensa hercúlea como la que había diseñado Solabarrieta esta tarde. Sin hacer un alarde futbolístico (seguramente hoy no tocaba) los santanderinos iban creciendo en un discurso de fortaleza física y eso hacía que el equipo tuviera en los últimos instantes del partido una idea clara de que hacer y sobre todo de que ofrecer del verde del Stadium Gal.

En definitiva, importante victoria la lograda que hace que el sueño vuelva a la capital cántabra para poder aspirar a los tres primeros puestos. De nuevo la vida se convierte en esperanza.

FICHA TÉCNICA:

REAL UNIÓN: Irazusta; Iván Pérez, Elósegui, Senar, Kijera; Beobide (Fran Rivera, 75'), Quique Rivero; Capelete, Llamas (Viguera, 75'), Lucbert (Zourdine, 60'); y Galán (Temenuzkhov, 60' y Bravo, 90'). SUPLENTES: Moha Ramos (ps), Azkoiti, Borda y Madrazo.

RACING: Lucas Díaz; Ceballos, Mantilla, Óscar Gil, Isma López; Íñigo (Gerson, 73'), Riki, Soko, Bustos (Traver, 43'); Cedric (Capanni, 60') y Jon Ander (Nana, 73'). SUPLENTES: Iván Crespo (ps), Matic, Villapalos, Cejudo y Pablo Torre.

ÁRBITRO: Vicente Moral, del comité de Castilla y León. Amonestó a Íñigo (44'), Beobide (70') y Soko (94')

GOLES: 0-1 (48') Soko, llegando en el segundo palo a un centro de Isma López. 0-2 (52') Riki, de tiro desde la frontal que coloca junto a la cepa de un poste.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima jornada del Campeonato liguero de la Segunda División B grupo 2 subgrupo A disputado en el Stadium Gal de Irún.

Crónica: David Bossu




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter