Revilla afirma que la entrada de capital chino es "garantía de continuidad" para la planta de SEG Automotive en Treto

21/03/19


El presidente de Cantabria y la ministra atienden a las explicaciones durante la visita (Foto: Miguel López)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado hoy que la entrada de capital chino, de la mano de la firma alemana SEG Automotive, en la planta de la antigua FEMSA y posteriormente Robert Bosch en Treto es la "garantía de continuidad" para una fábrica histórica en la Comunidad Autónoma en la que trabajan, de forma directa, cerca de 900 personas.

"Que China haya entrado en esta empresa junto con los alemanes es la garantía de continuidad de un proyecto que, además, va ahora por la línea de la innovación, que es el futuro", ha dicho Revilla en su intervención en el acto conmemorativo del alternador 100 millones producido en estas instalaciones ubicadas en el municipio de Bárcena de Cicero, en el que también ha participado la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Concretamente, el presidente se ha referido al modelo BRM de 48 voltios, que ha permitido a la empresa introducirse en el mercado del automóvil híbrido con un sistema vanguardista que "reduce la contaminación y ahorra hasta un litro de gasolina cada 100 kilómetros", y que es el "camino intermedio hacia algo que viene con toda seguridad", como es la desaparición de los combustibles fósiles.

El jefe del Ejecutivo ha echado la vista atrás para recordar a los empresarios que apostaron por esta planta que, a lo largo de su historia, ha pasado por distintas manos pero que mantiene como "activo principal" a una plantilla de trabajadores cualificada y comprometida que siente la fábrica "como algo propio".

Finalmente, ha llamado a los propietarios a seguir invirtiendo en Cantabria, que es el lugar "más seguro y tranquilo de España" y una región que, además, apuesta por la industria para generar riqueza y empleo estable.

"El turismo lo tenemos, pero la industria es el gran futuro, la que garantiza que podamos superar las crisis sin altibajos", ha apuntado Miguel Ángel Revilla, que ha aprovechado la presencia de la ministra para constatar que Cantabria es la comunidad española que mayor crecimiento industrial ha tenido en 2018, un 6,8 por ciento.

Por su parte, Reyes Maroto ha destacado que SEG Automotive Spain es un ejemplo de cómo la industria constituye "una fuente estratégica de empleo, de riqueza y, sin duda, de bienestar" y ha felicitado a todos sus trabajadores y al sector de la automoción porque han sabido adaptarse a los cambios y han puesto de manifiesto que estos "se pueden afrontar con éxito". Asimismo, Maroto se ha mostrado convencida de que España y Cantabria necesitan una política industrial "ambiciosa y activa" que acompañe a sus empresas y avance hacia una sociedad más "moderna" que proporcione empleo estable y de calidad y que ofrezca altos niveles de bienestar.

También han estado presentes en el acto los consejeros de Industria, Francisco Martín, y de Economía, Juan José Sota; el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, y una amplia representación de la empresa, encabezada por los CEO de ZMJ (grupo matriz), Jia Hao, y de SEG Automotive, Ulrich Kirschner; el actual director general de la planta de Treto, Iñaki Calvo, y su predecesor en el cargo hasta el pasado año, José Luis Gutiérrez, y el director económico, Markus Littig, entre otros.

Jia Hao ha destacado la apuesta del grupo ZMJ por entrar en la industria de componentes del automóvil a través de la planta cántabra y ha destacado los grandes logros conseguidos en el primer año transcurrido desde la adquisición de la fábrica.

Ulrich Kirschner ha señalado el compromiso de la planta con la innovación para mejorar su competitividad y contribuir a proteger el medio ambiente con motores híbridos y componentes "duraderos y fiables". En la misma línea se ha pronunciado el actual director de las instalaciones, que ha explicado que el lanzamiento, el pasado año, del primer sistema híbrido marcó la estrategia futura de la fábrica para posicionarse en el sector del automóvil eléctrico y pasar de sistemas híbridos a la electrificación total de los vehículos.

16 centros en todo el mundo

La planta de Treto abrió sus puertas en 1962 como FEMSA y, tras pertenecer al Grupo Bosch durante casi 40 años (desde 1978 hasta 2018), el año pasado pasó a manos de SEG Automotive tras la venta de la división al grupo empresarial chino ZMJ. La fábrica cántabra ocupa una extensión de 265.500 metros cuadrados y es una de las más importantes de la Comunidad Autónoma tanto en volumen de producción como en número de empleados directos, cerca de 900.

Es la planta cabecera del grupo para la fabricación de alternadores y anualmente produce cerca de 4 millones de unidades para las principales marcas del sector automovilístico (Grupo Volkswagen, Mercedes Benz, Volvo, Ford, BMW, Renault, Jaguar o General Motors).

Sus productos incorporan la electrónica para mejorar las prestaciones de los vehículos y disminuir su consumo. Destaca el BRM de 48 voltios, que ha permitido a SEG Automotive introducirse con éxito en el mercado de la electrificación.

El Grupo SEG Automotive tiene 16 centros repartidos por todo el mundo y más de 8.000 empleados.




Verdad o Mentira 11.04.2019

Parlamento Cantabria

Twitter

Galerías de fotos