La osezna Saba regresa a su hábitat natural en Asturias

06/11/19


Imagen de la osezna Saba en la zona en la que ha sido puesta en libertad, en la vertiente asturiana de la zona occidental del Parque Nacional de los Picos de Europa (Foto: Oficina de Comunicación)

La osezna Saba ha sido puesta en libertad esta semana en Asturias tras una fase de recuperación y rehabilitación que le ha llevado a estar tres meses en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Villaescusa (Cantabria), donde ingresó el pasado mes de mayo, y esos dos últimos en un cercado de semi-libertad controlada en un monte de León para finalizar su fase de adaptación al medio natural.

El regreso de Saba a su hábitat natural ha tenido lugar en la vertiente asturiana de la zona occidental del Parque Nacional de los Picos de Europa, siguiendo el protocolo de trabajo del Ministerio de Transición Ecológica, en el que participan las cuatro comunidades autónomas con presencia de la especie y expertos invitados.

El procedimiento de suelta comenzó en las instalaciones de Valsemana, en León, donde la osezna se había sometido a una fase de adaptación previa a la liberación en el hábitat natural, y un equipo de técnicos de Cantabria, Castilla y León y Asturias, anestesió al animal en el cercado para la realización del último chequeo veterinario y colocarle el dispositivo de seguimiento a través de GPS.

Posteriormente, introdujeron al ejemplar en un remolque especial de transporte y antes de comenzar el traslado fue reanimado. Durante el viaje, un sistema de monitorización en tiempo real permitió comprobar a los técnicos el estado del animal hasta llegar al punto de suelta seleccionado.

Al llegar allí, se permitió la salida de Saba, que se alejó y se adentró en un bosque de hayas y robles. A partir de ese momento, equipos de guardería coordinados por personal del Parque Nacional de Picos de Europa realizarán su seguimiento.

Con su puesta en libertad concluye el ciclo de actuaciones que han realizado de manera coordinada las comunidades autónomas de Cantabria, Asturias y Castilla y Léon desde que rescataran a este ejemplar de oso pardo en las inmediaciones de Sabadia, en el municipio asturiano de Santo Adriano.

Tras los primeros cuidados intensivos que recibió en Asturias, fue trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Villaescusa, en Cantabria, donde los veterinarios y el resto del personal técnico de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente logró su completa recuperación de los síntomas de desnutrición, deshidratación y alteraciones neurológicas graves que presentaba, mediante un manejo especial para evitar el contacto entre la osezna y los cuidadores.

Tras un chequeo veterinario que confirmó el buen estado del animal, el pasado mes de septiembre fue trasladado a la finca de Valsemana, propiedad de la Junta de Castilla y León, que previamente había sido condicionada para continuar la rehabilitación del animal, eliminando el contacto con los cuidadores. Un aspecto crítico que ha sido controlado durante todo el proceso con la finalidad de minimizar la posibilidad de que el ejemplar se habituara a la presencia humana y lo asociara a la alimentación, lo que dificultaría su reintroducción al medio natural.

Todas las intervenciones que se han efectuado han sido planificadas y ejecutadas por los equipos mixtos de trabajo de las tres comunidades autónomas, con personal técnico y de campo de cada una de sus administraciones.

La puesta en libertad de la osezna asturiana Saba contribuye al objetivo de reforzar el núcleo de población oriental de oso pardo en la Cornisa Cantábrica y pone en valor la buena coordinación y colaboración de Cantabria, Asturias y Castilla y León en materia de fauna silvestre.

Dos osos rehabilitados en dos años

Con esta recuperación, ya son dos los ejemplares de oso que el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha logrado rehabilitar para su retorno al hábitat natural en los dos últimos años.

Considerado una referencia para el tratamiento de osos para su vuelta al medio natural, este Centro lleva funcionando con notable éxito desde 2017 en Villaescusa, gracias a la labor de su equipo de veterinarios y a unas instalaciones específicas para el tratamiento de este tipo de casos, especialmente habilitadas para grandes mamíferos.

A lo largo de estos años sus instalaciones se han convertido, además, en un referente para las comunidades autónomas colindantes con Cantabria, gracias a la calidad del servicio que ofrecen sus profesionales para la recuperación de los animales.




radio teibafm - Emisión online

Verdad o Mentira 14.11.2019

Twitter

Facebook