Los puntos limpios de Alfoz de Lloredo, Santillana del Mar y Reocín estrenarán este año un sistema remoto de gestión integral de residuos

14/07/20


Guillermo Blanco con el alcalde de Torrelavega, López Estrada, y el resto de autoridades. (Foto: Raúl Lucio)

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente implantará a finales de este año un sistema remoto de gestión integral para el correcto tratamiento, reciclaje y valorización de residuos en tres puntos limpios de Cantabria: Alfoz de Lloredo, Santillana del Mar y Reocín.

Así lo ha anunciado hoy el consejero del ramo, Guillermo Blanco, durante el comienzo de la prueba piloto que su departamento, a través de la empresa pública MARE, ha iniciado en el punto limpio de Torrelavega para testar los diferentes sistemas, su funcionalidad y operatividad en la gestión diaria de la actividad de los puntos limpios.

El objetivo final es alcanzar una gestión completamente automatizada de aquellas instalaciones de este tipo más pequeñas o con un menor número de usuarios que existen en Cantabria, ha explicado Blanco, quien ha recordado que el año pasado el Gobierno de Cantabria concedió 197.181 euros para llevar a cabo una experiencia piloto de implantación de un sistema de gestión remota en tres instalaciones de la Red de Puntos Limpios de Cantabria.

Se trata de una experiencia encaminada analizar la viabilidad y los resultados obtenidos de un proyecto que pretende abordar la mejora de la eficiencia de los puntos limpios y "darle cada vez más impulso al uso de estos espacios".

En concreto, un mejor servicio a los usuarios; un aumento de la disponibilidad de la instalación, con un incremento de los horarios de apertura y la disminución de los contenedores saturados, y la reducción de los costes de operación, permitiendo su control y seguimiento y evitando desplazamientos innecesarios. Un hecho que para el consejero "va a dejar con menos excusas a aquellos que siguen utilizando la mala práctica del vertedero ilegal".

Blanco ha estado acompañado por el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el director de la empresa pública MARE, José María Díaz.

Prueba piloto

El paso previo a la implantación a finales de este año de este sistema innovador es la puesta en marcha de una prueba piloto previa que ha comenzado hoy en el Punto Limpio de Torrelavega. Para ello, se ha dotado a esta instalación de un báculo con hardware y software que posibilita al usuario el registro de información, como tipo de usuario, municipio de procedencia, tipo de residuos a depositar o cantidades estimadas.

También cuenta con un control de accesos automatizado, sistemas de videovigilancia, señalización de accesos y muelles de descarga, así como otros elementos de información complementarios, como carteles y paneles informativos.

Además, se ha creado un centro de control en las oficinas de MARE para que un operador pueda gestionar y monitorizar las instalaciones, así como proporcionar a los usuarios las indicaciones oportunas para el cumplimiento de las normas de uso, tipo de residuos, lugar de depósito o cualquier otra información requerida a través de interfonos.

Mayor uso de los puntos limpios

El Gobierno de Cantabria, a través de la empre pública MARE, gestiona en la región una red de 34 instalaciones de punto limpio que prestan un servicio gratuito a la ciudadanía para depositar los residuos domésticos que, por su volumen o peligrosidad, no deben depositarse en los contenedores de recogida situados en la vía pública.

Los residuos admisibles son directamente depositados por los usuarios de las instalaciones, siguiendo las instrucciones del personal responsable del control de la actividad, de manera selectiva, en cada uno de los contenedores específicos existentes para cada fracción.

El consejero y presidente del consejo de administración de MARE ha destacado que este servicio, de carácter supramunicipal y gratuito, permite garantizar el correcto tratamiento, reciclaje y valorización de los residuos. En concreto, un 70% de los depositados en 2019 lograron ser reciclados o valorizados.

En este sentido, ha asegurado que este tipo de instalaciones "son cada vez más utilizadas por la ciudadanía", alcanzando el año pasado un total de 288.437 usuarios, un 7% más que en 2018, y depositando 60.119 toneladas, un 10% más que el año anterior.

Unos datos que, según el consejero, constatan la tendencia de los últimos años, en los que tanto los usuarios como los residuos depositados en los puntos limpios de Cantabria ha crecido "año a año".

No obstante, ha precisado que este crecimiento no se ha producido de manera igual en todos los puntos limpios, de tal manera que los que se localizan en entornos urbanos o de mayor densidad poblacional registran un número elevado de entradas diarias y los puntos limpios que se localizan en entornos rurales con baja densidad de población son instalaciones pequeñas y con menor número de usuarios.

De ahí, la importancia de poner en marcha un sistema remoto de gestión integral de residuos para optimizar el funcionamiento de aquellos puntos limpios con menor actividad y demanda. "Queremos facilitar el depósito de residuos domésticos de todos los vecinos de esa región por igual, con independencia de su lugar de residencia, y contribuir al desarrollo sostenible de los municipios mediante un correcto tratamiento de los residuos.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter