Opinión


27/11/15

Onésimo Pérez

  1. Aires nuevos

    Desde que escribo estos artículos taurinos, el último mes del año los he dedicado a hacer un somero repaso de lo que ha sido la temporada taurina en nuestro país. En lo que se refiere a números estadísticos de actuaciones, de los seis primeros de las distintas categorías matadores de toros, novilleros con caballos y rejoneadores.

    En primer lugar, un año mas es para el Fandy, con 68 actuaciones, 155 orejas y 6 rabos, le sigue Juan José Padilla con 54 festejos 98 orejas y 8 rabos, en 3º lugar Sebastián Castella que ha sumado 51 tardes cortando 77 orejas y 1 rabo, como 4ª posición  figura Morante de la Puebla con 49 tardes y 30 orejas, Manuel Escribano con 46 y 64 se posiciona en 5º lugar y 6º y último figura Talavante que sumó 45 actuaciones y 56 trofeos.

    Entre los novilleros, Ginés Marín, Varea, J. Galdós, Alejandro Conquero, David de Miranda y Álvaro Lorenzo estos han sido los seis primeros puestos.

    Entre los caballeros rejoneadores, los tres primeros lugares han sido para Hermoso de Mendoza, Leonardo Hernández y Diego Ventura.

    Los ganaderos que mas lidiaron fueron Núñez del Cubillo con 102 toros lidiados, Zalduendo 85 toros, Juan Pedro 84 animales, Alcurrucen 76, El Pilar y Victoriano del Río con el mismo número de reses lidiadas 67, estos son los números de esta temporada 2015.

    En mi opinión como aficionado debo decir que últimamente y desgraciadamente me encuentro desencantado con esta clase de taurinos que tenemos en España y no me hacen seguir la actualidad taurina con el mismo apasionamiento de hace apenas unos años, de hecho es que nos guste o no, la temporada no ha tenido ni interés ni emoción, los festejos se están reduciendo año tras año, las plazas se ven más vacías que nunca y la fiesta está caminando por unos derroteros por los que la hacen transitar los taurinos oficiales y que tendrían que ser los más interesados puesto que son los que se llevan los beneficios de este espectáculo. Las figuras en el candelero no han pasado de actuaciones vulgares, acuden a las ferias con el toro debajo del brazo, aburriendo al verdadero aficionado. Las ganaderías borregas y menos encastadas son para esa media docena de primeras figuras del toreo.

    Ejemplo El Juli, mata toda la camada de Garcigrande y Domingo Hernández, Morante lo de J. Pedro y así sucesivamente. El momento de las ganaderías españolas prevalece el encaste Domecq, según las estadísticas este año 2015 este encaste lidió 3.043 toros que arrojan el 70% de los toros lidiados, Núñez 270 animales y Santa Coloma 268, otros encastes apenas el 7.6% y con esta clase de animales seguirán presentándose ante los aficionados la siguiente temporada.

    No pretendo ser catastrofista pero miremos hacia adelante por ese soplo de esperanza que pudimos ver la temporada pasada con toreros como Diego Urdiale con 16 años de alternativa o el Francés Sebastián Castella con 15 de alternativa y que han sido los triunfadores de la temporada entre los más antiguos.

    Dentro de los toreros de alternativa mas reciente, ha surgido el Madrileño de Barajas Alberto López Simón, que fue capaz de salir tres tardes a hombros en la primera plaza del mundo, esta plaza que tanto se les ha atragantado a las primeras figuras del toreo, dicho de paso, gesta que no se ha había dado desde los tiempos de César Rincón.

    Así mismo es destacable otros toreros como Juan del Álamo, José Garrido, Paco Urueña, el valor de Rafaelillo y algunos mas que merecen ser algo en esta profesión y que lamentablemente se les cierran las puertas de los despachos por estos taurinos que como decía Ortega Cano “Están tan a gustito” sin hacer nada por el aficionado, a pesar de que están matando la gallina de los huevos de oro.

    Pero como dije al principio se deben de abrir puertas de los despachos y que entren aires nuevos, descubrir nuevos valores donde se abran los carteles y dejar huecos para los toreros que se lo ganen por su buen hacer y no por su nombre, creo que materia prima hay. Esta pasada temporada ha salido una baraja de novilleros ilusionantes, alguno puede llegar a ser figura como el reciente alternativado El Peruano Roca Rey, Varea, Ginés  Marín y varios más, todo esto con la recuperación de un toro más encastado. Solo así se podrá enderezar la fiesta nacional y digo nacional porqu es la fiesta de España, la que después del fútbol es la que más espectadores congrega en nuestro país. Por favor no la dejemos morir. RESPETO AL RESPETABLE.

Twitter