Sánchez avanza que pedirá una tercera prórroga del estado de alarma antes de tener aprobada la segunda

09/04/20


Pedro Sánchez

El estado de alarma tendrá que prorrogarse, muy probablemente, más allá del 26 de abril. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido que muy probablemente volverá a comparecer ante el Congreso dentro de quince días para solicitar una tercera extensión de esta situación de excepcionalidad, aunque la Cámara Baja aún debate la segunda prórroga, que no todavía no ha sido votada. 

El jefe del Ejecutivo no ha avanzado qué medidas conllevará ese nuevo estado de alarma ni si incluirá o no el confinamiento domiciliario general, si bien en su intervención previa sí hizo hincapié en que la vuelta a la normalidad será progresiva y escalonada. 

Al respecto, Sánchez sí ha reconocido que el foco de contagio se encuentra ahora mismo en los domicilios y que existen discrepancias entre los científicos respecto a cómo levantar el aislamiento. 

Anteriormente, y una vez más, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a pedir sacrificio a la población, así como «unidad y lealtad» a la oposición sin incluir rastro de autocrítica por la gestión de la pandemia pese a que España sigue en el pelotón de cabeza de fallecidos a nivel mundial. 

Todo lo contrario. Sánchez, que comparece este Jueves Santo ante el Congreso para pedir permiso para prorrogar por segunda vez el estado de alarma, se ha escudado en la expansión del virus a nivel mundial, y para asegurar que «esta crisis no tiene culpables» y sacar pecho de la gestión realizada por el Gobierno español. 

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que ningún ejecutivo occidental puede decir que no haya cometido ningún error y que todos han reaccionado con tardanza a la pandemia, pero que España lo ha hecho «antes» que el resto de Europa y de manera más contundente. 

A juicio de Sánchez, nuestro país destaca por ser el primero en tomar medidas de confinamiento en Occidente, ser uno de los países que mayor número de pruebas por habitante ha realizado, ser el que más lejos ha ido en el confinamiento, y ser el que facilita más información. En cambio, ha pasado por alto los test falsos, la pérdida de material comprado o los errores en las cifras de fallecidos. 

El líder socialista también se ha apoyado en las conclusiones del director regional de la OMS para la UE que avalan en primer lugar el esfuerzo de los sanitarios y la sociedad española y, en último término, las medidas aplicadas por el Gobierno a partir del primer decreto del estado de alarma.

Pero nada ha dicho respecto a que la OMS pidió a todos los gobiernos el pasado 7 de marzo que tomaran todas las medidas necesarias para evitar la expansión del virus con la mirada puesta, evidentemente, en las manifestaciones del 8 de marzo que el Gobierno decidió mantener. El líder socialista no solo ha eludido hacer referencia a aquella petición sino que se ha permitido asegurar que «España ha seguido siempre y volverá a seguir siempre el mandato de la OMS».

Críticas a la oposición

Pero Sánchez sí ha encontrado una cuestión merecedora, a sus ojos, de crítica y es la actitud de los partidos de la oposición. El líder socialista ha puesto en valor el apoyo brindado por la oposición portuguesa y británica a los gobiernos de sus respectivos países para volver a pedir «unidad y lealtad» a las fuerzas de la oposición. 

«Es la forma en la que los responsables políticos podemos contribuir al sacrificio, a la resistencia y a la victoria de nuestro pueblo. Y finalizo con una pregunta, señorías, hoy, aquí y ahora: ¿Están dispuestos? Sólo les pido lo que les ofrezco: Unidad y Lealtad», ha cerrado su intervención.

Durante su alocución, el jefe del Gobierno ha destacado también el «sacrificio, resistencia y moral de victoria» que han demostrado los españoles ante esta emergencia pronosticando la «victoria total» contra el virus pese a los casi 15.000 fallecidos que suma a día de hoy la pandemia. 

Según el presidente del Gobierno, nuestro país ya ha superado el pico de contagios gracias a que el confinamiento «está funcionando». «Tras estas semanas de una lucha que ha sido agónica por momentos, vemos cómo el incendio que desató la pandemia comienza a estar bajo control». Los datos, continuó, señalan que «hemos superado el pico de contagios del COVID-19, y nos encontramos, cerca de iniciar el descenso, lo que se llama la desescalada», ha continuado.

Siguiendo este hilo, Sánchez ha anunciado que su equipo trabaja ya en un plan para la recuperación progresiva de la normalidad tanto en el plano económico como en el social, siempre de forma escalonada escalonada y a la velocidad que marquen los progresos en el control de la epidemia. Estas medidas serán «primeramente, de higiene, tanto individual como colectiva. Y en segundo lugar, acciones sanitarias de detección y atención a las personas infectadas. En tercer lugar, iniciativas que necesariamente tienen que ver con el ámbito tecnológico de control y de seguimiento de la pandemia».

Así, ha explicado que cada mejoría sustancial registrada a partir del 26 de abril estará seguida de «la apertura de nuevos espacios y el levantamiento de restricciones en el camino hacia esa nueva normalidad». «Empezamos a ver el final del camino que nos llevará a una nueva normalidad», ha subrayado, haciendo hincapié en que aún se desconoce cómo será esa nueva normalidad.

Pero al mismo tiempo, que Sánchez intentaba insuflar ánimos también reconocía que aún queda camino por recorrer. «Es imprescindible consolidar lo que con tanto dolor y sufrimiento hemos conseguido» ha defendido. «La prioridad es no desandar el camino», ha añadido. 

Por ello, ha justificado la prórroga del confinamiento hasta el próximo 26 de abril, que saldrá adelante con el apoyo del PP, Cs, PNV y los partidos regionalistas pero que rechazarán Vox y la CUP. «Sigue siendo una medida esencial para proteger la vida y la salud de nuestros ciudadanos», ha defendido Sánchez. 

Europa, en peligro

Como en sus últimas intervenciones, Sánchez ha vuelto a presionar a los socios europeos para pedir nuevas fórmulas de ayuda, en alusión a los eurobonos para mutualizar la deuda. 

«Lo extraordinario de esta emergencia exige contundencia, medidas nuevas. De lo contrario -y lo digo, además, sin matices- nuestra Unión está en peligro. Necesitamos una solidaridad sin fisuras y una prueba fehaciente de que la cohesión que nos define como proyecto comunitario es algo más que una mera retórica», ha avanzado.

Homenaje a los fallecidos

Sánchez ha seguido sin atender la petición que viene trasladando el presidente del PP, Pablo Casado, para establecer luto oficial por los fallecidos del coronavirus. No obstante, ha anunciaod que se les rendirá «el homenaje que merecen». «Si no tuvieron la cercanía de sus familiares, tendrán al menos el tributo del conjunto de la sociedad», ha avanzado.




radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Verdad o Mentira 19.12.2019

Twitter