Opinión


02/10/21

Iván Guerrero

  1. Las acusaciones contra el presidente Ghali forman parte de una campaña de desacreditación a la vez que de distracción pública

    Vamos a ver, llevo tiempo callado leyendo y escuchando todo tipo de opiniones españolas y no españolas sobre este tema y me gustaría, modestamente, dar mi propia opinión sobre el.

    Para empezar, acusando y vertiendo todo el tiempo todo tipo de calumnias sobre el presidente Ghali se pretende desacreditar su persona a nivel internacional como presidente de la República Saharaui y con ello de su futuro gobierno e incluso régimen. Sólo por venir a España para ser tratado de una grave enfermedad. Vergonzoso. Y acusando al Frente Polisario de poco menos que de un grupo terrorista se desacredita su lucha legítima contra Marruecos.

    ¿Por qué se hace todo esto?, pues muy fácil, ¿alguien apoyaría un futuro régimen dirigido por un Presidente y defendido por un ejército de los cuales se dicen tantas calumnias y barbaridades?. Esa es la idea, desacreditar para legitimar de alguna manera la ocupación marroquí y con ello no apoyar la lucha contra su ocupación ilegal del territorio. Hay que ser muy necio para no ver la jugada. Criticar injustificadamente tanto al Presidente Ghali como al Frente Polisario es hacerle el juego al gobierno de Marruecos.

    Guste o no a algunos, lo cierto es que el Frente Polisario es el único que está realmente plantando cara en la zona a Marruecos. Es el ejército que planta cara a un ejército muy superior en medios al suyo encima sin apenas ayuda internacional, no lo olvidemos.

    También por otro lado puede ser una maniobra de distracción para así no tener que enseñar en los grandes medios la lucha heroica que está llevando a cabo el ejército saharaui por su libertad y así no reciben el apoyo de la opinión pública internacional ante el desconocimiento del tema. ¿Cuantos grandes medios de comunicación se están haciendo eco de esa campaña?. Bueno, ¿y quién saca beneficio de todo esto?. Pues por supuesto el principal es el gobierno de Marruecos. El gobierno marroquí juega muy bien sus cartas entre otras cosas porque seguramente está en todo momento muy bien aconsejado por ciertas grandes potencias (USA, Francia, Inglaterra...).

    Resumiendo. En general esto no es más que una campaña, muy bien orquestada por cierto, de desacreditación e incluso de distracción hecha muy posiblemente por el gobierno marroquí para intentar de algún modo deslegitimar al gobierno saharaui a la vez que legitimar su ocupación ilegal y así poder quedarse de por vida con el Sáhara Occidental.

    En fin, que sólo me queda despedirme con un, ¡Sahara Libre!.

Más artículos de Iván Guerrero

Histórico de artículos de Iván Guerrero

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter