Opinión


24/09/20

Iván Guerrero

  1. Edgar Cayse, "el profeta durmiente"

    Edgar Cayce nació en el Condado de Christian, en el Estado de Kentucky, Estados Unidos, el 18 de marzo de 1877. Su familia era de origen francés dicen que tal vez fueran hugonotes que huyeron en su momento de Francia debido a la persecución religiosa.

    Tuvo que dejar los estudios a los dieciséis años para poder ayudar a su padres empezando a trabajar como representante de una papelería. Después, gracias a unos ahorros, abriría un estudio fotográfico.

    Una de las primeras veces que se dio cuenta de tener poderes especiales fue cuando un día se durmió encima de un libro mientras estudiaba y se dio cuenta de que podía memorizar los temas de esa forma.

    Los poderes de Edgar Cayce eran asombrosos. Por ejemplo, era capaz de ver el interior del cuerpo humano haciendo diagnósticos precisos tal es así que incluso amigos médicos recurrían a él. Se le decía el nombre de una persona y donde estaba, daba igual la distancia, y sabía dar con la dolencia de esa persona. También tenía la capacidad de ver las auras, (energía que desprende nuestro cuerpo), esto le permitía ver el estado físico y mental de la gente.

    Es considerado por ello el padre de la llamada "medicina holística" un método de sanación que busca curar el cuerpo, la mente y el alma mediante terapias tradicionales y complementarias pues según esta misma medicina realmente se enferma debido a un desequilibrio físico, emocional, espiritual y ambiental.

    Además era capaz de ver el pasado y el futuro pues predijo las dos guerras mundiales. Incluso fue capaz de localizar soldados estadounidenses desaparecidos.

    Sus "lecturas", como las llamaban, eran anotadas por su mujer, Gertrude Evans, con la que se casó el 17 de junio de 1903 y con la que tuvo tres hijos pues parece ser que no recordaba nada de lo que decía en sus trances.

    Un día le preguntaron de dónde salían esas lecturas, según él, de los llamados "registros Akáshicos", "especie de almacén de todo lo acontecido desde el principio de los tiempos registrado en el éter". Así los describe él.

    También se cuenta que no era aconsejado por espíritus como se dijo alguna vez sino que sus poderes fueron conseguidos parece ser que a lo largo de miles de años debido a haber vivido varias vidas pasadas. Dicen que en realidad el origen de sus conocimientos se remontaban al 

    Antiguo Egipto, concretamente, al 10.500 a. C. cuando estuvo encarnado en el cuerpo de un sacerdote de aquella época.

    Por cierto, se ganaba la vida con su trabajo como fotógrafo y gracias a modestas donaciones que recibía "ya que no cobraba nada" por sus tratamientos y consultas.

    Otro de los datos interesantes es que leía una vez al año la Biblia la cual llegó a estudiar profundamente. Formaba parte de una organización religiosa llamada "los discípulos de Cristo" donde enseñaba la Biblia los domingos. Allí además contaba el ver las auras y voces de gente que falleció.

    Edgar Cayce, el llamado "profeta durmiente", murió el 3 de Enero de 1945 en Virginia Beach, (Virginia), a los 67 años.

    La A.R.E (asociación para investigación e iluminación), conserva todas sus lecturas, que en total son unas 14.000, 8.500 de esas lecturas tratan sobre temas de salud.

Más artículos de Iván Guerrero

Histórico de artículos de Iván Guerrero

radio teibafm 101.4 - Emisión online

redes sociales


      

Twitter

Galerías de fotos